Un grupo de hombres se unen y crean una Asociación de Cornudos tras sufrir infidelidades  

Sufrir una infidelidad no es un asunto sencillo. Emocionalmente esta situación deja muchas heridas e inseguridades que pueden afectar las relaciones futuras.

Hay personas que superan muy rápido el engaño y aprender a soltar ese mal rato pero otras pueden convertirse en seres controladores, debido al sentimiento de desconfianza e incluso llegar a la violencia.

Frente a estas realidades, el funcionario público Reginaldo Sales de Oliveira decidió crear la Asociación de Cornudos Lauro de Freitas, para ayudar a las personas que han sufrido una traición a lidiar con el dolor de la infidelidad.

De este modo buscan evitar que el trauma repercuta de manera negativa en su futuro, transformándose en personas violentas o que intenten incluso atentar contra su propia vida.

Pero este asunto no surgió de la nada. Lauro, quien vive en la región metropolitana de Salvador en el estado de Bahía, Brasil, decidió emprender con los grupos de ayuda después de que un amigo suyo intentase quitarse la vida a causa del dolor dejado por 13 infidelidades.

Aunque todo empezó como una especie de broma, 8 años después de haber sido inaugurada, sus miembros quieren demostrar que la traición no es ningún juego.

“Hacemos una broma, pero también tenemos el lado social. Hablamos con el ‘cornudo’, nos juntamos y si necesitamos ir a la casa de la persona para tratar de entender la situación y ayudar”, dice Reginaldo.

Este grupo de hombres se reúnen para juntos enfrentar el dolor de una traición. Aunque lo hacen a través del humor, la Asociación busca una buena causa: que todos superen la experiencia sin caer en violencia.

“Hay muchas mujeres golpeadas porque los hombres piensan que hubo traición, o incluso porque son cornudos.

Nuestra asociación quiere poder hablar con los hombres para que no suceda, las personas deben aprender a llevar sus vidas independientemente de lo que sucedió en la relación”, dijo Reginaldo.

Desde hace un par de años algunas mujeres decidieron unirse a la Asociación, así que el grupo se ha convertido en reuniones de cornudos sin distinción de géneros. Para ellos, las chicas le han puesto diversión al asunto pero también son buenas apoyando.

El pasado 23 de julio, el grupo celebró su primer desayuno de los cuernos y ese día quedó establecido como fecha para conmemorar “los cuernos” de la asociación.

Para su fundador, la Asociación de los Cuernos cumple una función social muy importante.

“A quienes ofrecemos ayuda, los incluimos en los servicios sociales. Entre nuestras acciones, salimos con café, pan y hacemos distribución gratuita en hospitales como la Hermana Dulce y Aristides de Maltez [ambos en Salvador]”, dijo Reginaldo.

Aunque el asunto suena algo cómico no deja de ser bastante serio. De algún modo las personas traicionadas están encontrando apoyo a través del grupo y se sienten acompañados de quienes ya han pasado por situaciones similares. Todo resulta en una manera positiva de canalizar el dolor hasta que la herida pueda cicatrizar.

Comparte esta nota y enséñales a tus amigos sobre esta ocurrente iniciativa. Si alguno de ellos atraviesa por algo igual, quizás sea necesario robar la idea de Reginaldo ¡Todo sea por solidaridad!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!