Un estudiante de 14 años huye de su casa para evadir el castigo de sus padres por reprobar

Muchos padres se preguntan cuál es la mejor manera de educar a sus hijos para que cuando estos crezcan logren lo que se propongan siendo adultos responsables y éticos.

Sin embargo, al mismo tiempo (mientras que se preocupan por educar bien a sus hijos) no dejan de castigarlos, de reprenderlos y reprimirlos y, sobre todo, de imponer a veces por la fuerza su autoridad sobre ellos.

Es bastante común hoy en día, que algunos chicos ni siquiera se atrevan a hablarle a sus padres por miedo a que los regañen, los castiguen o les griten. Sobre todo si mantienen una relación en la que no se ha promovido la confianza.

Nuestra historia de hoy relata un caso bastante extremo con respecto a este tema. Se trata del caso de un niño de 14 años que fue rescatado de un secuestro fingido por miedo a enfrentar a sus padres después de haber reprobado en la escuela.

El supuesto hecho ocurrió el 25 de junio pasado en la Ciudad de México.

De acuerdo con la investigación, tras haber sido reprobado en varias materias de la escuela y por miedo a las represalias de sus padres, el chico de nombre Marlon Noé huyó de su casa y fingió haber sido raptado.

Así inició su plan el creativo adolescente. Dijo que lo habían secuestrado en San Sebastián Tecoloxtitla, Iztapalapa, donde sufrió varias agresiones en el rostro y los pies por negarse a proporcionar los datos de su familia pero que, al acceder a hacerlo, ninguno de sus captores hizo contacto con su familia para exigir rescate.

De inmediato, un gran despliegue de búsqueda se puso en marcha por parte de las autoridades e incluso medios de comunicación locales se unieron a la noticia.

Después de hacer la denuncia y tras dos días de angustia para su familia, Marlon apareció en la esquina de la Calzada Ignacio Zaragoza y la Calle 77, en la colonia Puebla, en Ciudad de México.

No obstante, fuentes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México revelaron que todo fue falso, y a pesar de la gran movilización y preocupación generadas por la supuesta desaparición del estudiante, ya el joven se encuentra junto a sus padres y no podrán sancionarlo porque es menor de edad.

Procuraduría CDMX@PGJDF_CDMXSe activa #AlertaAmber para localizar a Marlon Noé Arévalo García de 14 años de edad; fue…

Publiée par Alfre Jv Iems Juarez sur Mercredi 26 juin 2019

“Pasamos interminables horas de angustia pensando en lo que podrían hacerle a nuestro hijo si no pagábamos, pero la verdad es que nunca tuvimos comunicación con nadie. Nadie llamó para pedir rescate”, aseguró la madre del joven.

Enfrentar a los padres consiste no tanto en ir en contra de todo lo que ellos nos digan, sino más bien en hacerles saber nuestros deseos.

No significa rebelarse contra sus enseñanzas, sino más bien en saber comunicar nuestras decisiones. Por ejemplo, podemos dejar que nos guíen en cuanto a los principios de la amistad, pero ser nosotros mismos quienes determinemos cuáles serán nuestros verdaderos amigos.

Comparte esta historia con tus amigos y familiares y si eres padre, permítele a tus hijos expresarse y comunicarse abiertamente cada vez que lo necesiten. Detrás de este caso hay una valiosa lección.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!