Un enfermero salva a un bebé recién nacido que yacía desconsolado en el suelo

Si bien hay historias que conmueven de alegría, hay otras que te dejan un nudo en el corazón. Recientemente, los vecinos del barrio Santa Isabel, de la ciudad de Caaguazú-Paraguay, quedaron completamente conmovidos cuando en la madrugada del sábado escucharon el llanto desesperado de un recién nacido, que desde luego, interrumpió el silencio de la noche desolada.

El incidente ocurrió un día antes de la celebración del día padre.

El bebé fue abandonado en un patio baldío que colinda con la casa de un enfermero, quien es personal del Hospital Distrital de la zona.

El hombre alertado por el llanto incesable, salió de su residencia y se topó con una gran sorpresa al ver al bebé tirado en el piso de tierra con placenta y cordón umbilical incluido.

Las autoridades presumen fue abandonado cerca de la 1 de la madrugada del día sábado.

El hombre desde luego que procedió a socorrer a la pequeña criatura, brindándole a primera instancia una manta con el que lo cubrió para poder estabilizar su temperatura corporal.

El enfermero trasladó al indefenso bebé al hospital donde ofrece su servicio como profesional, ahí el niño fue atendido y estabilizado. Afortunadamente, se encuentra fuera de peligro.

El bebé permanece bajo el cuidado del personal médico.

El bebé rápidamente conquistó el corazón de todo el personal del salud que labora en el hospital, personal médico y enfermeras lo han adoptado como un hijo más.

El caso fue tomado por la comisaría del barrio Santa Isabel, oficiales piden la colaboración de los vecinos y todas las personas que tenga algún detalle para avanzar en la investigación. Los padres de las criatura serán juzgado por abandono y falta del deber ciudadano.

Hasta la fecha no se ha encontrado ninguna pista que ayude a localizar los responsables.

Desafortunadamente, hasta le fecha no se tiene ningún indicio que ayude a dar con el paradero de la madre. La fiscala de la comunidad de Caaguasú, Norma Salinas, comenta al respecto:

Lastimosamente en la zona no se cuenta con cámaras de circuito cerrado, que podría haber ayudado a la localización de los responsables”.

Salinas insta a las personas a colaborar con todas las necesidades básicas que necesita un recién nacido. Si bien cuenta con todo el apoyo del personal hay algunas cosas materiales que no pueden costear.

El bebé se encuentra en la sala del pediatría del hospital de Caaguasú.

Afortunadamente, el bebé se encuentra bien, sin embargo, el fin no justifica los medios.

Recordemos que existen centros de adopción en caso que una mujer no tenga la estabilidad económica o emocional para ser madre. Abandonar a un bebé y tirarlo como si fuera un saco de basura nunca es una opción.

No dudes en pedir ayuda algún familiar o amigo si te sientes vulnerable. Siempre hay una solución sin necesidad de perjudicar a los más indefensos. Ayúdanos a compartir esta nota y creemos conciencia sobre la responsabilidad de traer vida al mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!