«Un embrión no es una persona» – Las polémicas declaraciones de un doctor en ciencias

Alrededor del mundo decenas de científicos alegan que los embriones no pueden ser considerados como seres humanos.

Antonio Lazcano Araujo, es un doctor en ciencias y biólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México, que aseguró que ofreció la siguiente definición de un embrión.

“Es una masa de células vivas que no son una persona, no tienen derechos sociales”, diversos estudios respaldan esta postura que causa gran controversia en la población.

Ante la polémica de la reforma de ley en Nuevo León en la que la interrupción del embarazo fue penalizada, los derechos reproductivos de las mujeres y la concepción de lo que implica ha generado un acalorado debate.

Hay dos temas principales que protagonizan la discusión: los derechos reproductivos y el concepto de la vida. Generalmente, surgen opiniones basadas en los sentimientos de los individuos, las creencias religiosas o la ciencia.

La legislación de Nuevo León reconoce, para los diputados y senadores del estado, que hay vida desde la concepción, pero ha surgido el cuestionamiento entre la vida y un ser humano con vida.

Antonio Lazcano Araujo, especializado en estudios acerca del origen de la vida y la evolución, declaró en una conferencia impartida en el curso “Schrödinger y la biología: 75 años del libro ¿Qué es la vida?”, que un embrión no se puede considerar como una persona con vida.

Su planteamiento establece que, si se habla de vida, las células reproductivas y su unión en un cigoto estas tienen vida por sí mismas.

Pero, asegura que la creación de un sistema nervioso central del embrión se produce hasta las 12 semanas de gestación, así que esas células no corresponden a un ser humano.

“Antes no se puede decir que se trate de una persona o individuo en potencia, sino de una masa de células vivas que no son una persona, no tienen derechos sociales. En términos genéticos, la placenta tiene la misma información del individuo y no se hace nada con ella”, agregó.

Según el doctor, hablar de la existencia de una persona o un ser humano desde un embrión es incorrecto.

“Cuando alguien dice que la vida comienza desde el momento de la fertilización está incurriendo en un error: la vida comenzó antes, un óvulo y un espermatozoide, están vivos como un cigoto. Una cosa es estar vivo, y otra ser persona: un embrión no es una persona, es un conjunto de células”.

Los activistas que están en contra de la interrupción voluntaria de un embarazo se oponen a este argumento, sostienen que la vida comienza desde que un bebé es concebido y por tanto nadie debe vulnerar ese derecho.

Hay muchas opiniones encontradas respecto a este tema. Comparte estas declaraciones que vuelven a salir a luz.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!