Se venga de su ex pareja que tras pedirle el divorcio se quiere quedar con su empresa

Ser el demandante en un caso de divorcio no es lo mismo que ser el demandado (acusado) en un caso penal. No significa que hayas hecho algo mal o que estés en problemas necesariamente.

Pero, como veremos en el caso a continuación, tampoco significa que tu cónyuge pueda tomar todas las decisiones en su divorcio. En algunos casos, solo significa que tu cónyuge fue la persona que presentó los papeles primero para empezar el proceso.

Un usuario de la red Malicious Compliance, lugar donde las personas comparten historias de cómo hacer para que una persona se arrepienta de solicitar un divorcio, compartió un ilustrativo ejemplo de lo que hizo tras recibir la orden de un juzgado de proporcionar toda una gran cantidad de información acerca de su empresa para usarla en el caso de su separación legal.

Se trata de un tutorial que muestra cómo construir una “bomba de papeles” como todo un especialista, por si alguna vez te encuentras en una situación similar. Aparentemente, la esposa de este mercenario del papeleo demandó para intentar quedarse con el negocio que con tanto sacrificio levantó su marido.

Sin embargo, el demandado no lo iba a permitir de ninguna manera ya que, a pesar de que inicialmente decidió contraatacar la querella de su ex-esposa, terminó por pensar que más fácil era cumplir con las exigencias del tribunal, de modo que, ni corto ni perezoso se ideó una manera fácil para él de enviar los papeles; pero que definitivamente no lo fuera tanto, ni para el abogado acusador ni para su clienta.

El hombre colocó más de 3.000 hojas de papel en una caja, todas dispuestas en desorden y amontonadas unas sobre otras, sujetas de manera que, al cortar las ligas, los papeles salieran volando y se hiciera muy difícil agruparlos y ordenarlos para llevar el control de la documentación.

“¿Quiere quedarse con mi negocio y necesita los papeles? Pues ya los tiene, ahora que vea cómo los revisa”, afirmó el dolido exmarido.

El proceso de divorcio de la pareja aún sigue abierto, y así seguirá el tiempo que tarden en ordenar y sistematizar la montaña de facturas, informes, resúmenes financieros y cuentas por pagar que salieron despedidas cuando la sensacional y creativa “Bomba de Papeles” le explotó en el rostro a la parte acusadora.

Si estás en una situación parecida, te digo que un divorcio no es el fin del mundo. No eres el primero ni serás el último en vivir la experiencia de una separación por la vía legal. Debes aceptar que la ilusión de pasar una vida entera juntos ha terminado. ¿Diste mucho? ¿Fue su culpa? Eso ya no importa. Lo mejor que puedes hacer es dejar de recriminarte y empezar una nueva vida. Suena difícil, pero no es imposible.

Comparte esta historia con la ingeniosa manera de llevar un caso a la corte, veamos qué opinan tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!