Un desconocido deja una carta en el jardín de una pareja homosexual y se vuelve viral

Aun en los tiempos modernos, hablar abiertamente sobre la identidad de género puede ser un problema para algunos. Es por esta razón que ejemplos como el de una pareja que se atreva a demostrar su amor sin importar lo que opinen los demás es realmente aplaudido y admirado.

Sobre esta situación saben muy bien Sal Stow y Meghan Stabler, una pareja de Texas que ha recibido una emotiva nota de agradecimiento por haber salido del clóset.

Sal Stow es una educadora de Round Rock y tiene una relación de 18 meses con Meghan, con quien comparte su casa. A mitad del mes de junio, la pareja quedó sorprendida por un inusual y emotivo descubrimiento. Debajo de una roca en el jardín delantero de la casa encontraron el curioso papel.

“No me conoces. Nos mudamos hoy, pero quería agradecerte. Ver una bandera de Orgullo Gay ondeando con fuerza fuera de tu casa todos los días me ha dado el valor de hablar con mi familia y sentirme más cómodo con lo que soy”, se leía en la carta.

Esto realmente las impresionó. Las chicas no habían hecho nada más allá de lo que acostumbraban hacer a diario: ser felices y llevar su vida con naturalidad. Pero, precisamente este detalle debió ser el principal motor impulsor de tal declaración de parte del confesor anónimo.

La carta estaba acompañada de un dibujo. En él se observa a una persona ondeando una bandera transexual y otra bandera pansexual. Por el diseño del boceto podría presumirse que el creador pudiese haber sido una persona bastante joven.


Stow, proveniente de Reino Unido, declaró haber encontrado la nota después de sacar a pasear a su perro.

“Cuando levanté la nota, casi rompí en lágrimas. Conocer nuestra visibilidad y el impacto que tuvo en una persona, significa mucho. Vivimos en un área muy conservadora. Así que cuando leí la nota agradecí que a través de nuestra ejemplo, habíamos ayudado a una persona joven a sentirse cómoda consigo misma”, dijo Stow.

Para muchos no es sencillo mostrarse como realmente son, pues sienten temor a ser rechazados. No obstante, el ejemplo de esta pareja sirvió de motivación a alguien más. 

De hecho, Stow no sólo es educadora sino que es miembro de la junta de gobernadores de la Campaña de Derechos Humanos. Allí dirige a los recaudadores de fondos en Houston y educa a otros maestros de escuelas primarias para crear aulas más inclusivas para todos los niños. También es copresidenta del comité directivo de HRC en Houston.

Después de la experiencia, la pareja decidió compartir la carta mediante una publicación en Facebook y en Twitter, ambas se viralizaron rápidamente. Las imágenes no sólo fueron compartidas sino que provocaron los comentarios de varios usuarios.

“Tenemos que mantener los ojos abiertos y estar allí para las personas más jóvenes que nos necesitan”, escribió una mujer.

“Tenemos que estar orgullosos, en voz alta”, escribió otra persona.


Stow comentó la posibilidad de saber quién es el autor de la carta pero prefiere proteger su identidad y su privacidad. La orgullosa pareja sólo decidió compartir la historia para ser de motivación para otras personas. Además, planean enmarcar la carta y colgarla en la sala de su casa para recordar siempre el propósito que ha cobrado su vida.

Sin importar ninguna distinción, lo mejor será siempre sentirnos a gusto con lo que realmente somos. Comparte esta nota y que este ejemplo motive a más personas a actuar como lo indique su corazón. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!