Un deportista pierde la vida repentinamente mientras comía con su hija de 9 años

Nunca se sabe cómo y cuándo llegará el momento de partir al más allá y dar el último aliento. Y es que en ocasiones suceden hechos tan fortuitos en la vida que no podemos explicar y que pueden resultar fatales.

Fue un gran talento deportivo

Esto fue lo que sucedió con un gran deportista brasileño que durante su trayectoria cosechó un sinfín de triunfos, sin imaginar que perdería la vida de la manera menos esperada y posible, bajo la aparente seguridad de su casa, ubicada en Feira de Santana.

El campeón de jiu-jitsu bahiano, de 41 años, Aldo Kemps Oliveira, perdió la vida trágicamente mientras disfrutaba de una deliciosa comida en compañía de su pequeña hija de tan solo 9 años de edad.

Todo sucedió cuando Aldo se atragantó con un trozo de carne. Pese a que fue rescatado y llevado al Hospital Clériston Andrade, no resistió, su corazón dejó de latir abruptamente y nunca más podrá compartir una comida con su pequeña.

“Mi Dios, qué tristeza. Que Dios consuele a la familia; viendo casos así es que nos damos cuenta de lo frágil que es la vida; un minuto aquí y en un instante ya no existimos más. Desafortunadamente, era su momento de volver al otro mundo, el atraganto fue sólo la forma que el universo usó para llevarlo devuelta”, comentó un internauta.

Miles de usuarios en las redes sociales quedaron impactados y conmovidos con lo sucedido, resaltando la importancia de aprender primeros auxilios debido a que el ahogamiento se ha convertido en un accidente bastante común que ha arrebatado la vida de muchas personas.

“Es evidente la enorme necesidad de conocer prácticas básicas de primeros auxilios para la comunidad. Una simple maniobra pudo salvarle la vida a ese chico. Deberíamos exigir que en la secundaria se enseñe la maniobra de Heimlich y el masaje del corazón, son prácticas fáciles de aplicar y que podrían salvar muchas vidas”, señaló otro internauta.

Para la dulce hija de Aldo debió haber sido una terrible experiencia ver a su padre padecer y desvanecerse frente a ella, sin poder auxiliarlo. Esperamos que el apoyo de su familia le permita superar muy pronto lo sucedido y que guarde para siempre en su corazón el recuerdo de su amoroso papá.

La sepultura de Aldo tuvo lugar en el cementerio São João Batista, que se encuentra en el barrio de Mangabeira. Familiares y amigos participaron en la celebración. No cabe duda de que deja un gran legado en el deporte y que pasará a la historia como el gran atleta que fue.

Para prevenir accidentes como este dentro de la casa lo más recomendable es mantener un ambiente tranquilo mientras se come y masticar pausadamente. Además, es mucho mejor si en la habitación hay otro adulto que pueda aplicar primeros auxilios.

Es importante cuidar la salud en todo momento y estar preparados para cualquier eventualidad. Comparte esta triste noticia con un mensaje de solidaridad para la familia de este deportista.