Un bebé sonríe para agradecerle al policía que actuó justo a tiempo para salvar su vida

Las vías respiratorias de un niño en sus primeros meses de vida son realmente estrechas. Por ese motivo es importante que la criatura reciba cuidado y vigilancia permanente para evitar cualquier tipo de inconvenientes.

No obstante, un episodio de ahogamiento a causa de la obstrucción de vías respiratorias con algún alimento u objeto pequeño atascado en la tráquea es bastante común.

Este momento de terror lo vivió una familia en Caseyville, en Illinois, Estados Unidos, cuando su bebé de apenas cuatro meses de edad comenzó a tornarse morado y a tener dificultades para respirar. Los padres intentaron una maniobra para sacar aquello que obstruía su garganta, pero no pudieron.

Frente a esa situación, el miedo se disparó y decidieron llamar al 911 para que paramédicos especializados socorrieran al bebé. Por cosas del destino, un heroico oficial escuchó el llamado y se acercó hasta la residencia para intervenir él mismo y ayudar al menor.

Se trataba de Travis Hoguet, profesional del Departamento de Policía de Caseyville, quien además conocía muy bien el protocolo para enfrentar este tipo de situaciones.

El buen hombre llegó antes que la ambulancia y apenas estuvo en el lugar comenzó a aplicar la maniobra de Heimlich, con la cual logró que el pequeño expulsara el objeto que le impedía respirar.

Por fortuna, este buen hombre sabía exactamente lo que hacía y en cuestión de segundos el adorable bebé se deshizo de un trozo de alimento que estaba atascado en sus vías respiratorias. Para la felicidad y calma de todos, el niño estaba bien y rápidamente su color natural le volvió al rostro.

Los padres no sabían cómo agradecerle al oficial por haber salvado la vida de su hijo, pero el pequeño sí que supo cómo demostrarle al buen hombre lo agradecido que se sentía porque él estuviese allí.

El bebé comenzó a sonreírle del modo más hermoso a ese desconocido que lo había salvado y robado su corazón.

Este acto solidario salió a la luz pública, gracias a una publicación en Facebook que el Departamento de la Policía de Caseyville hizo en su cuenta. De inmediato, muchos ciudadanos comenzaron a dejarle palabras de agradecimiento a este joven héroe, además de muchas bendiciones al tierno bebé.

Si tu bebé presenta un cuadro de ahogamiento por alimento lo mejor es no entrar en pánico, al contrario, trata de mantener la calma. Lo recomendable es llamar a emergencias, pero en ocasiones el tiempo es limitado así que es recomendable intentar la maniobra por ti mismo.

Primero, acuesta a tu bebé sobre tu regazo con la cabeza en desnivel y prosigue a dar algunas palmadas entre sus omoplatos. De ese modo el pequeño podrá expulsar aquello que le impide respirar.

 Un accidente le ocurre a cualquiera, pero por fortuna, en esta ocasión estuvo un heroico hombre para solucionarlo y evitar un desenlace fatal.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!