Un bebé murió porque las matronas apagaron la alarma que avisaba que necesitaba ayuda

Este caso ha causado conmoción en el Reino Unido, un bebé falleció en el año 2012 por culpa de la negligencia del personal médico de un hospital.

Las matronas responsables de su cuidado han sido sancionadas porque desactivaron las alarmas que avisaban de un fallo cardíaco en el bebé.

Carol Marston de 47 años y la señora Mather de 60 años desactivaron la alarma en varias ocasiones pero a pesar de que se pudo comprobar su acto no han sido despedidas del Consejo de Enfermería y Obstetricia (NMC).

La única consecuencia de este hecho para esta matrona y su compañera fue una sanción que recibió del Hospital de Stafford.

El caso salió a la luz gracias a la campaña que realizó la familia del pequeño tras la solicitud de la madre del niño para que le entregaran los informes médicos.

La familia del bebé, llamado Rupert, denunció al centro hospitalario por ocultar la muerte de su hijo que presentó problemas de salud al nacer con el cordón umbilical enrollado alrededor de su cuello y requirió asistencia de oxígeno para solucionar sus fallas respiratorias.

Era responsabilidad de las matronas avisar a los médicos al escuchar la alarma pero lo que hizo fue apagarla.

Por esta razón Rupert falleció a los tres días de nacido tras luchar por sobrevivir en medio de las dificultades.

Es muy lamentable, qué impotencia para la familia de Rupert saber que él habría sobrevivido sino hubiera sido porque ellas no siguieron el procedimiento médico que él necesitaba.

Lauren y Robert Sanders, los padres del bebé, que ahora tendría cuatro años de edad luchan para que se haga justicia, no han querido dar declaraciones públicas por el trauma que les produjo la triste pérdida de su pequeño hijo. Las matronas desactivaron la alarma 16 veces.

Rupert nació en diciembre 2012, tiempo después el pequeño fue diagnosticado con problemas cardíacos y la matrona debió alertar a un médico para pedir ayuda pero no lo hizo.

La madre del pequeño dijo: “La alarma sonó 16 veces, pero fue silenciada y ningún médico fue llamado, no soportaré tanta culpa porque no hice nada para evitar esto. No sabía lo que estaba ocurriendo”.

mirror

Ellos quieren ayudar a que otros conozcan lo sucedido y evitar que una falla tan grave reincida y atente contra la vida de otros pacientes.

Por favor compártelo con tus amigos, es importante que todos sepan lo ocurrido y que se haga justicia. Las matronas y enfermeras deben estar comprometidas para salvar la vida de sus pacientes.