Un adolescente se venga de su padre pegando sus pertenencias más preciadas en el techo

Ser padre no es fácil. Si bien los amamos con todo el corazón, los hijos en ocasiones pueden sacarnos de nuestras casillas y hacernos mirar hacia el cielo suplicando un poco de clemencia por sus interminables travesuras.

Pero, recientemente, un travieso joven, conocido en Reddit como SeamanTheSailor decidió hacer la peor de las travesuras a su despistado padre, haciéndole creer que estaba perdiendo la cordura.

El travieso e inteligente SeamanTheSailor se propuso llevar casi al borde de la locura a su padre, escondiendo sus pertenencias y sumando cada día una más si no descubría dónde se encontraban, a manera de castigo por no mirar más allá de lo evidente.

Sin embargo, el ocurrente joven no había escondido las cosas en ningún lado en particular … este genio malvado decidió ser un poco creativo y las pegó al techo. Afortunadamente, documentó todo y publicó las fotos en Internet, ¿por qué otra razón alguien pegaría las cosas de su padre al techo?

“Pegué las gafas de mi padre al techo. Por cada día que no se dé cuenta, agregaré otra de sus pertenencias”, escribió SeamanTheSailor.

Ante esta broma sin precedentes, muchos internautas se mostraron preocupados por el pobre papá y confrontaron al joven por haber escondido algo tan importante como sus gafas. Pero, al parecer Seaman no es tan malo.

“Son sus gafas para lectura, no soy tan malvado”, comentó el travieso joven.

Al día siguiente de haber pegado las gafas, llegó el turno de esconder el soporte de su teléfono. Los internautas esperaban ansiosamente saber qué otro artículo se sumaría a la colección de objetos en el techo.

En el tercer día, un zapato se agregó a la lista de objetos perdidos. El padre tenía otro par de zapatos, por lo que todavía se mantenía cuerdo, pero no imaginaba el siguiente golpe de su hijo.

Seaman deseaba sumar a su colección un artículo tan importante para la vida de su padre que no pudiera evitar volverse loco y, por fin, mirara hacia el techo.

Después de mucho pensar, concluyó que ese objeto era el amado control remoto de la televisión, algo pequeño pero vital para la existencia de cualquier padre.

Así que, el cuarto día el control remoto se sumó a los otros objetos en el techo y fue el último de la divertida travesura del joven.

Al quinto día, en el techo únicamente se podían observar los restos de cinta adhesiva. La broma había terminado, el joven había sido derrotado y estaba en serios problemas.

“Bueno, fue una buena broma, pero todas las cosas deben llegar a su fin. Se enojó mucho, pero después bebimos una cerveza juntos y le mostré todos los comentarios en mis publicaciones”, comentó Seaman.

En ocasiones los jóvenes pueden ser sumamente creativos con sus bromas, pero no hay nada que la experiencia de un padre no pueda descubrir.

Comparte esta divertida historia con todos tus amigos y coméntanos cuál es la peor travesura que has hecho a tus padres.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!