Un abuelito vende postres para recaudar dinero y poder operar a su nieto

Las redes sociales se han convertido en un canal de información que nos ofrece un alcance extraordinario, gracias a ellas se pueden unir esfuerzos para lograr objetivos que de otra manera parecerían imposibles.

Una simple publicación puede recorrer el mundo entero instando a millones de usuarios a participar en campañas por causas nobles.

Y entre tantas noticias que resultan preocupantes, podemos rescatar la solidaridad que se hace presente en algunos casos.

Recientemente se hicieron virales las imágenes de un abuelito que trabaja en las calles como vendedor informal a pesar de los riesgos de la pandemia.

Aunque él forma parte de la población más vulnerable, sale a vender las gelatinas que hace para recaudar dinero, lo que quiere lograr este abuelito es pagar la intervención quirúrgica de su nieto.

El humilde trabajador es apodado como “el abuelo”, y sus fotos han conmovido a miles de usuarios de Facebook.

“El abuelo” se traslada con su carrito en una gasolinera en el Periférico Sur de la alcaldía Tlalpan, en Ciudad de México. Lamentablemente, ni siquiera cuenta con los recursos económicos para cumplir con las recomendaciones sanitarias de la pandemia.

Solamente tiene una desgastada mascarilla con la que se cubre parte de su rostro para prevenir contagiarse de COVID-19. A su edad, debería mantenerse en su vivienda, protegido del peligro de permanecer en la calle en contacto con otras personas mientras trabaja.

Además, merece disfrutar de sus últimos años, como deberían hacerlo todos los mayores: descansando.

Pero ese es un lujo que “el abuelo” no se puede permitir, así que cada día sale con su carrito de mercado en el que coloca flanes, gelatinas y pasteles que les ofrece a los transeúntes.

Sobre el carrito colocó un letrero hecho con cartulina que dice: “Postres y gelatinas El Abuelo y su amigo fiel”, el mensaje está acompañado con la imagen de un perrito.

Eso ha llamado la atención de todos en las redes, él trabaja acompañado de su perro a quien considera su leal compañero.

En el perfil de Twitter de @TlalpanVecinos compartieron las imágenes del señor para instar a la población a ayudarlo.

En Facebook, también se mostraron muy interesados en acercarse al lugar donde trabaja “el abuelo” para ofrecerle ayuda.

Una usuaria de León, Guanajuato, identificada como Saray Crus Medina, pidió más datos de la familia del menor para donar dinero y ayudarlo a reunir cuanto antes lo necesario para su operación.

Hasta el momento se desconocen los datos del humilde abuelito y de su nieto, pero se espera que algún medio de comunicación local ofrezca más información sobre la familia. Por lo pronto, es gratificante saber que varias personas de la localidad mexicana han acudido a ayudarlo.

Cada vez que veas a una persona mayor trabajando en la calle no dudes en apoyarlo, necesita una mano amiga. Nadie querría estar a edad trabajando y menos en esta época de pandemia. Comparte este emotivo caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!