Un niño con cáncer muere en brazos de su mamá después de cumplir su último deseo

El último deseo de una persona que agoniza siempre es algo extremadamente emotivo. Sus familiares y amigos intentan hacer todo lo posible por hacer realidad cualquier petición. Pero el deseo de un pequeño niño movilizó no sólo a su familia, sino a toda la comunidad de Edén, una ciudad costera de Nuevo Gales del Sur, Australia.

Joshua Joel Oakhill, de sólo 5 años, pidió adelantar la celebración de Navidad después de que su salud diera un giro lamentable y los médicos advirtieran que le quedaba poco tiempo de vida. El niño tenía un raro tipo de cáncer de tejidos blandos.

Desde sus 3 años, el valiente Joshua fue sometido a 43 ciclos de quimioterapia y 24 ciclos de radiación, en el Hospital de Niños Lady Cilento en Brisbane.

Lamentablemente, en agosto de este año sus familiares recibieron una trágica noticia: la presencia de nuevos tumores en su hígado, en una axila, en un pulmón y en la parte inferior de su columna vertebral. Los nuevos tumores agresivos causaban mucho dolor al pequeño, por esa razón los médicos debieron suministrarle morfina, para que el pobre niño pudiese soportar su enfermedad.

“Los médicos han dicho que si él todavía está aquí en Navidad, no va a estar despierto, que estará en la cama”, dijo la Sra. White.

Su madre, la Sra. White, no podía salir del shock de saber que debía despedirse tan pronto de su pequeño Joshua.

“Con todo como está, hay una gran posibilidad de que Joshua ni siquiera alcance a estar para el 30 de este mes”, mencionó la madre.

Ante el desesperanzador diagnóstico, la comunidad de Edén decidió organizar una fiesta de Navidad para el pequeño. Esta tuvo lugar en el Eden Fisherman’s Club y fue Batman, el superhéroe favorito del guerrero Joshua no podía faltar. Junto a él también asistieron algunos vecinos, familiares y amigos. Incluso Santa Claus hizo acto de presencia para cumplir el último deseo del niño.

Una celebración que se realizó por todo lo alto. La madre hizo un pequeño viaje a Bega para buscar los obsequios de Navidad para el pequeño. La Fundación Australiana contra el Cáncer hizo algunos donativos para cancelar una cantidad de dinero pendiente para el evento. Finalmente, el deseo de Joshua pudo hacerse realidad. El niño disfrutó de una Navidad adelantada.

Al día siguiente de la celebración, la familia informó sobre el fallecimiento de Joshua. El niño se despidió de este mundo dando su último aliento entre los brazos de su entregada madre.

“Con gran tristeza y el corazón roto anuncio la muerte de Joshua. Se fue en paz a las 7:30 en los brazos de su madre y la compañía de su familia que lo rodeaban mientras se alistaba para “estar junto a Dios”. Descansa en paz, Joshua, te extrañaremos y amaremos por siempre”, decía la publicación de Facebook.

Illawarra Mercury

Con infinito amor, la familia del valiente Joshua luchó y se mantuvo a su lado en todo momento. Su afligida madre ahora se aferra a la fortaleza incondicional que le brindan las dos hermanitas de Joshua. Indudablemente un gran dolor ha embriagado a esta familia en época decembrina. No obstante, el pequeño pudo ver realizado su último deseo antes de partir. Ahora, la Sr. White espera que los estudios avancen para que el raro cáncer que atacó a su hijo pueda ser estudiado hasta encontrar un tratamiento eficaz.

Da a conocer la historia de Joshua y su extraño cáncer compartiendo esta emotiva nota con tus amigos ¡Vuela alto angelito!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!