Una humilde abuelita se emociona cuando tocan su puerta para darle un pastel de cumpleaños

Solo basta una cosa, una mínima cosa que por pequeña que parezca puede hacer la diferencia en la vida de alguien. Y es que si de algo estamos seguros es que son los pequeños detalles los que hacen la diferencia, esos que se hacen de corazón y sin recibir nada a cambio.

Si bien no todos tienen la disposición de realizar gestos de amor, hay quienes solo viven para ayudar y servir a quienes más lo necesitan.

El joven es de Maracaibo-Venezuela.

Manuel Alejandro Nuñez es una de esas personas que se ha convertido en un verdadero instrumento de Dios, conocido en las redes sociales como @Manuelconecta ha conquistado el corazón de miles de internautas por sus acciones que casi siempre dejan a sus espectadores llorando por lo emotivo de sus escenas.

Recientemente, recibió una petición para ayudar  a una abuelita de 69 años de edad con una difícil situación económica.

La  abuelita vive en el barrio Valle Frío en la ciudad de Maracaibo.

La señora conocida como “La abuelita Chacín” vive en un humilde hogar junto a su hijo quien sufre de esquizofrenia, su hija y sus cuatro nietos. Esta familia como muchas otras, se ha visto fuertemente afectada por la pandemia, aunada a la crisis que atraviesa el país cada día les resulta un reto para poder sobrevivir.

Gracias a que varias personas se contactaron con Manuel explicándole la situación de la abuelita Chacín, el joven decidió sorprenderla el día de su cumpleaños y hacer de algo normal, algo realmente extraordinario. Manuel relata:

“Ya me conocen, en este tipo de situaciones sinceramente, siento que no puedo quedarme sentado simplemente esperando ver qué sucede. Entonces ¿Qué decidí? Salir con mi novia y mi hermanita para llevarle a esta abuelita la sorpresa de su vida, y enseñarle, que por muy difíciles que sean las situaciones por las cuales esté atravesando, el tiempo de Dios es perfecto”.

Manuel se acercó a la casa de la abuela Chacín no solo con un pastel para celebrar su 69 cumpleaños  sino que también le donaron  un mercado de alimentos. Manuel al respecto comenta:

“Para muchos, el gesto de llevar un pastel de cumpleaños quizás, puede no significar mucho, pero para una persona la cual no esté acostumbrada a recibir este tipo de cosas, este gesto, yo que se los digo, puede terminar siendo una gran bendición. Pero esta vez, prefiero dejar que las imágenes hablen por sí solas.”

El joven se acercó a la humilde familia diciendo que era un regalo de Dios, con inmensa gratitud recibieron los alimentos y cantaron el cumpleaños dejando a la familia en sonrisa permanente.

Al menos por ese día tuvieron un poco de consuelo en medio de tanta incertidumbre. Nos quedamos con las últimas palabras que Manuel dice en el video:

“Esta, lamentablemente, es la realidad de muchos. Como siempre les repito, en momentos tan duros como estos, todos podemos y debemos ser instrumentos de Dios. Que no se nos olvide: ‘El tiempo  de Dios es perfecto’”.

No te vayas sin antes compartir esta emotiva historia en tus redes y motívate a ser un gran instrumento de Dios, de amor. El mundo necesita más gente dispuesta a ayudar, a servir.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!