«Tuve que estar en la UCI para creer en la enfermedad» – Habla el padre que se salvó de milagro

Siempre es bueno ayudar a los demás. Pero un buen samaritano brasileño jamás esperó que llevar a cabo una recolección de víveres para las personas más necesitadas de su región, en medio de la pandemia, casi le costaría la vida.

Una buena acción casi le cuesta la vida a un vecino de Várzea Paulista, en São Paulo. Buscando ayudar a los demás, el exgerente deportivo de ese municipio, Tiago Silso Neves, de 39 años, promovió una recolecta de alimentos en la ciudad, para donar a familias necesitadas.

Fue de casa en casa y, entre un grupo de 15 personas, fue el único infectado por el coronavirus, enfermedad que casi le quita la vida y que le obligó a permanecer 11 días en cuidados intensivos.

«No lo creía. Pensé que era mucho más político que realidad. Cuando lo contraje, pensé que iba a morir«, dijo Tiago.

Sano, no fumador y deportista, Tiago, además de no creer en la enfermedad, nunca imaginó que se contagiaría. Pero, los síntomas comenzaron a manifestarse a través de un fuerte dolor de cabeza, acompañado de fiebre y diarrea.

«Siempre he promovido acciones sociales. Entonces, un grupo de personas y yo fuimos de casa en casa para hacer la recolección. Ayudamos a unas 1.100 familias en 3 meses. Nadie más se contaminó», explicó el hombre.

Tiago fue a un hospital en Várzea Paulista y le informaron que solo era una gripe común. Al regresar a casa y con el paso de los días, los síntomas fueron empeorando. Con dificultad para respirar y una tos fuerte, decidió volver al hospital, pero esta vez en Jundiaí.

«No tenía fuerzas para hacer nada. En el hospital de Jundiaí, rápidamente se dieron cuenta de que mis pulmones estaban muy afectados. Fueron 11 días en la UCI y una lucha muy grande por sobrevivir», informó.

Hospitalizado, este hombre le suplicó a Dios poder recuperarse y volver a ver a su amada familia, atravesando por la difícil experiencia de ver al menos a otros 3 pacientes morir a causa del coronavirus durante su estadía.

«Casi tuve que morir para creer en la enfermedad, desafortunadamente. Fue sólo después de que pasé por todo que creí que el coronavirus es real”, señala el hombre.

La familia de Tiago también terminó infectada por el coronavirus. Sin embargo, nadie tuvo que ser trasladado al hospital. Solo cuando regresó a casa, este hombre descubrió que incluso su hijo de solo 1 año de edad estaba infectado.

“Cuando me dieron el alta y regresé a casa, no sabía que toda mi familia había sido infectada, se lo transmití a todos, incluso a mi hijo de 1 año y 10 meses. Solo los que pasan por esto saben lo que es estar en esta situación”, dijo Tiago.

Hasta el momento, más de 26,2 millones de personas han contraído coronavirus y 867 mil han muerto. Haz conciencia y no seas parte de estas brutales cifras, cuida tu salud y la de tu familia.

Todos debemos cumplir con las medidas de seguridad para combatir la pandemia. Comparte esta noticia en la que por suerte, un padre pudo sobrevivir.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!