Cuando los médicos y enfermeras vieron el rostro del recién nacido no encontraron explicación

Sin duda alguna que a la hora de la concepción, la genética es traviesa, y cuando llega el momento de conocer al nuevo miembro de una familia puede haber sorpresas. Así le ocurrió a una pareja en Brasil, la fotografía de su bebé enamoró de inmediato a los usuarios.

Fernanda Oliveira dos Santos y Enderson Eliziano da Conceição forman una hermosa y joven pareja que vive en Brasil. El 09 de agosto fue un día especial para ellos, en el centro de Maternidades Santa Fé, en el barrio de Santa Tereza, en la región oriental de Belo Horizonte vino al mundo su tan deseado hijo Theo.

La recién estrenada madre estaba ansiosa por ver frente a frente por vez primera el rostro de su criatura, y aunque escuchaba la voz de su esposo conversando alegremente sobre el recién nacido, ella desesperaba por tenerlo entre sus brazos.

“Estaba desesperada porque no vi a Theo. Mi esposo miraba con los ojos muy abiertos y yo no lo veía”, dijo la sorprendida y feliz mujer.

Por fin se dio el tan esperado encuentro, Theo resultó ser más hermoso y angelical de lo que la madre se había podido imaginar. El encantador retoño nació con algo más de 3,3 kilogramos, pero lo que más llamaba la atención al verlo era un enorme mechón que resaltaba en su linda cabellera.

Las enfermeras de la maternidad sucumbieron ante los encantos del interesante Theo y todas quisieron fotografiase con él. Se trata de piebaldismo, una condición genética que provoca que el niño nazca con canas y a veces manchas en la piel, que sin duda le sienta muy bien al niño.

“Todos estaban enamorados. Se tomó una foto con todas las enfermeras”, afirmó la orgullosa madre.

Se conoció por los padres que Theo no es el único miembro de la familia que nace con esa condición genética, sino que el adorable niño la heredó de un tío que también nació con una raya blanca en su cabellera. El pequeño solo sigue la tradición familiar y roba corazones por donde pasa.

Ya han pasado varios días de su nacimiento y aún sigue causando el mismo furor con su mechón a donde quiera que va, en su reciente visita para aplicarle las vacunas cautivó a todos y las solicitudes para tomarse una foto con él no paraban.

Las fotografías del encantador bebé inundaron las redes sociales y los internautas quedaron cautivados con su peculiaridad, los mensajes de buenos deseos y bendiciones no faltaron. Mientras tanto, Theo solo se preocupa en alimentarse, dormir y hacer feliz a sus afortunados padres que no paran de darle amor y consentirlo.

Comparte las imágenes de este pequeñito que se ha convertido en una celebridad por su especial condición y belleza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!