«¿Treinta años y sin hijos?» – La desgarradora verdad tras los crueles comentarios a las mujeres

Muchas personas hacen preguntas o comentarios hirientes sin tener idea del enorme daño que pueden causar.

Vivimos en un mundo lleno de prejuicios y cada vez que alguien sale de lo “normal” o lo establecido por la sociedad comienza ser señalado de una manera que puede resultar terriblemente dolorosa. En el caso de las mujeres, parece que todos están seguros de cuál es la vida que deben llevar.

“’No esperes para siempre. El tiempo pasa y ya va siendo hora’. Luego se van felices por haber impartido tales palabras de sabiduría”.

Esperan que se casen a cierta edad, que tengan hijos y que formen una familia. Sin embargo, se trata de decisiones sumamente personales y muchas veces cuando se les señala por no tener hijos, lo único que hacemos es herir sus sentimientos.

“Estas mujeres están en todos lados. Nuestras vecinas, amigas, hermanas. No pidieron nuestra opinión. Son las dueñas de su cuerpo. Respetemos eso”.

Nadirah Angail es una escritora que decidió reflexionar al respecto y el resultado fue una conmovedora publicación que se volvió todo un éxito. Gracias a sus hermosas palabras muchos han comprendido la devastadora realidad que se esconde tras la decisión de tener o no tener hijos.

“Tiene 30 años y la gente le pregunta por qué no tiene hijos. Ella da varias respuesta y trata de forzar una sonrisa para ocultar su frustración”.

Lo que sucede en muchos de esos casos es que después de esos comentarios tan invasivos, la mujer puede quedar completamente sumida en lágrimas.

Hay mujeres que intentan tener hijos durante años y no lo logran por problemas médicos. Se trata de una batalla sumamente íntima que no quieren compartir con cualquier extraño que se crucen en la calle.

“Llora porque ha tenido 4 pérdidas de embarazo. Llora porque quiere tener hijos desde hace 5 años. Llora porque no puede pagar una fecundación in vitro.”.

Pero al parecer, esto es no es lo único que la gente juzga. En su publicación, Nadirah también explica lo terrible que es cuestionar a determinadas mujeres porque tienen un número “muy alto” de hijos. La sociedad no sólo se encarga de decirnos cuándo debemos convertirnos en madres sino de decidir cuál es el número ideal de hijos.

“’¿Tienes 5? Dios mío. Espero que ya no tengas más’ Y luego se van riéndose porque creen que han hecho un comentario muy gracioso”.

Se trata de comentarios aparentemente inofensivos pero que terminan calando hondamente en muchas mujeres. Formar una familia es una decisión muy importante y todos deberían tratar con más sensibilidad estas decisiones.

¿Algunas ves te han dicho algo así? Comparte esta nota para alzar la voz por tantas mujeres que son constantemente señaladas y por motivos tan injustos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!