Tras más de 20 años con su rostro pegado a sus muslos camina erguido por primera vez

Li Hua, un agricultor de 46 años conocido como el “hombre navaja” vivió con la columna vertebral severamente deformada a causa de un tipo raro de artritis que lo obligó a vivir durante 25 años doblado por la mitad. 

También conocido como el “hombre plegable” tras un largo año de tratamiento y 4 cirugías salió caminado del hospital en una postura erguida.

La severa afección de Li lo obligó a vivir con la cara frente a sus muslos con una separación de solo 1,86 centímetros.

Li fue diagnosticado con espondilitis anquilosante, una especie de artritis que causa rigidez extrema en la espalda, caja torácica y cuello cuando tenía 19 años.

Pero Li tenía una vida muy humilde junto a su madre en la provincia de Hunan, en el sur de China por lo que tardó muchos años en encontrar un tratamiento para su rara y dolorosa enfermedad.

Su madre, de 71 años se convirtió en su cuidadora a tiempo completo. Juntos viajaron más de 800 kilómetros desde su pueblo natal en Yongzhou, a Shenzhen para buscar atención médica, y en el hospital que lleva el mismo nombre de la ciudad su vida cambió para siempre.

Este padecimiento provoca una inflamación que desgasta los huesos y, en respuesta, el cuerpo produce calcio adicional para generar más hueso, a veces en los lugares equivocados, y los huesos individuales de la columna pueden fusionarse.

En casos severos, como el de Li, se produce una cifosis que es una curvatura espinal de más de 45 grados encorvada hacia adelante.

Desde junio hasta diciembre del año pasado un equipo de cirujanos liderizado por el profesor Tao Huiren, director de enfermedades de la columna vertebral del hospital, le realizaron una serie de procedimientos quirúrgicos para “abrir” el cuerpo de Li.

Los médicos extirparon la parte muerta de los huesos del muslo de Li antes de romper y enderezar diferentes partes de sus vertebras alrededor del cuello, el pecho y la cintura, para ayudarlo a levantar la cabeza y corregir su postura.

Al final del tercer procedimiento en septiembre pudo acostarse y mirar a su amada madre por primera vez en 25 años. Después fue sometido a su cuarta y última cirugía para el remplazo total de cadera.

Después de 4 cirugías de alto riesgo Li fue sometido a 6 meses de terapias de recuperación en el mismo centro médico.

No fue nada fácil. Literalmente este hombre tuvo que volver a caminar y superar muchos episodios de dolor, pero finalmente todo el esfuerzo valió la pena cuando el mes pasado pudo regresar a su casa con la postura corregida.

Li ahora puede caminar lentamente con la ayuda de una andadera con la que se apoya para caminar y hacer ejercicios suaves con los brazos.

Regresó a su pueblo natal e incluso abrió una pequeña tienda allí para ganarse la vida mientras continúa con su recuperación.

Comparte la historia de este hombre que nos da un gran ejemplo de lucha y amor por la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!