Hacen lo imposible para salvar a una pareja de ancianos que sufrió una tragedia en su vivienda

Entre las historias que más nos inspiran, se encuentran las protagonizadas por esos hombres y mujeres que día a día ponen en riesgo su integridad y sus propias vidas en función de proteger y salvar las de los demás en cualquier situación de catástrofe que se pueda presentar.

Así son los rescates hechos por valientes como el interpretado por el grupo de bomberos de la región de Río de Janeiro, Brasil, quienes lograron salvar la vida de Davino José, de 90 años de edad, su esposa Mercinda Michelon, de 85 y su cuidador, quienes se quedaron aislados y sin poder salir de la zona montañosa tras una tormenta.

El rescate en sí mismo constituyó una verdadera proeza que incluyó un bote, un remolque de tractor y mucho músculo, fuerza física y determinación por parte del grupo de voluntarios.

Resulta que, mientras la pareja de ancianos y su acompañante estaban en su casa, ubicada en el municipio de Santa Tereza, un torrencial aguacero hizo que se desbordara el Río Taquari inundando el lugar y aislando completamente la región, por lo que no pudieron salir del recinto hacia un lugar más seguro.

De esta manera, los rescatistas debieron realizar la tarea en varias etapas. Primero, los bomberos pusieron a salvo a la pareja y al cuidador de la región inundada y se llevaron a todos en bote hacia una parte seca de la ciudad.

La segunda parte tuvo lugar en dos etapas, ya que Davino usa un cilindro de oxígeno que ya estaba desgastado.

Como no había transporte, debieron caminar durante 2 horas ida y vuelta llevando del brazo al anciano hasta un pequeño centro de salud aledaño, utilizando un cilindro de oxígeno de repuesto que tenían.

“Afortunadamente contábamos con un cilindro de repuesto que nos ayudó a facilitar el traslado de Davino”, dijo uno de los bomberos del grupo.

Luego, los profesionales tuvieron que llegar a pie a Santa Tereza para obtener un cilindro nuevo y regresaron a la estación de tren de Campinhos, distrito cercano, remolcados por un camión. Finalmente Davino y Mercinda llegaron al Hospital Tacchini, en el municipio de Bento Gonçalves, donde se encuentran totalmente estables.

“¡Parecía una película! Fue un rescate muy diferente y fue una carrera contra el tiempo sacar a la pareja de la residencia antes de que el agua se hiciera cargo”, comentó el comandante Batista, jefe del departamento de bomberos de esa región.

Además de Davino y Mercinda, otras 48 personas fueron rescatadas de las regiones inundadas gracias a la fortaleza, la actitud y la entrega de estos valientes voluntarios y profesionales que nos inspiran, al igual que esta historia.

Comparte este testimonio de valentía y pasión por el trabajo con tus familiares y amigos y honremos y agradezcamos a estos seres fundamentales, que vivan estos héroes y heroínas anónimos, garantes de la seguridad y la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!