Tras años de estudio este hombre patenta un invento extraordinario

Existe un alto grado de preocupación por los daños que el hombre, el constante desarrollo industrial y los avances tecnológicos están ocasionando al medio ambiente. Todos son factores determinantes en la evolución de la sociedad, pero también son responsables del impacto negativos sobre la naturaleza.

Afortunadamente contamos con investigadores científicos que dedican sus estudios y conocimientos a minimizar los efectos negativos sobre los elementos naturales que son esenciales para la vida.

Jorge Lechuga Andrade, es un investigador que ha aportado beneficios para cuidar y proteger el medio ambiente. Es un ingeniero químico con una trayectoria profesional de más de 30 años de experiencia.

Su trabajo en la industria le ha llevado a repensar la forma de hacer las cosas, razón por la cual consolidó la idea de una máquina desalinizadora de agua, que aparte de ser sustentable no genera daños al entorno.

El curso de doctorado en Ingeniería de Proyectos en la Universidad Politécnica de Cataluña y las investigaciones sobre el plástico, le sirvió de impulso a la recomendación de su asesor para que orientara sus esfuerzos a los procesos de desalinización de agua.

Este ingeniero desarrolló su idea con innovaciones en el proceso de desalinización del agua por ósmosis inversa centrífuga por generación de vórtices de Dean.

Este proyecto le ha permitido obtener el Premio Nacional del Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos 2015.

Jorge comenta que al redireccionar sus esfuerzos logró tres innovaciones importantes: ahorrar los consumos de energía, disminuir los costos de producción y generar auto limpieza de las membranas que son la base de la desalinización.

VER TAMBIÉN:  Lo que hace esta mamá con las camisas viejas de su esposo te dejará sin palabras

La ósmosis consiste en tener una membrana estática la cual recibe agua a alta presión, impulsada por una bomba que consume mucha energía, generalmente proviene de combustibles fósiles, lo que significa un gran gasto energético por la producción de elementos contaminantes.

Durante este proceso, las membranas se ensucian mucho, lo que implica que cada cierto tiempo se debe detener el proceso para limpiarlas. Esto crea la necesidad de crear unas membranas capaces de autolimpiarse.

La consolidación de este proyecto ha sido un paso a paso, respetando las pruebas y considerando las mejoras. Es el resultado de años de estudio profundo y detallado. Siempre pensando en un instrumento realmente útil y beneficioso al planeta.

Después de tomar un curso de Teoría para la Resolución de Problemas Inventivos, pensó que la membrana podía estar en movimiento. Finalmente concluyó que unas membranas giratorias harían que el agua requiriera menos presión, gracias a la fuerza centrífuga.

Con toda esta información en la mente, comenzó a realizar los cálculos y las pruebas en vivo hasta dar con las revoluciones por minuto necesarias para lograr una ósmosis centrífuga, así como el tipo de motor, la bomba de presión y la velocidad del agua del mar.

El proceso objeto de estudio de Jorge, se inicia con la entrada de agua desde abajo, pasando luego por las membranas que se encuentran girando por fuerza centrífuga, para la posterior separación del agua en buena y “mala”. Este proceso termina con el almacenamiento del agua en recipientes.

Sin embargo había un problema que resolver ¿qué hacer con el agua “mala” cuya concentración de sales es de 50 a 60 gramos por litro y puede dañar el medio ambiente?

VER TAMBIÉN:  "Yo robé a Madeleine McCann" - El macabro tatuaje que está causando furor en Magaluf

La solución para evitar el desperdicio y las consecuencias negativas fue un tratamiento posterior mediante una planta dual que permitiera recuperar las sales del agua y otros minerales que pueden tener una demanda importante en el mercado, tal como el magnesio.

Actualmente Jorge cuenta con la patente WO 2012108754 A2 que ampara el proceso para desalinización de agua por ósmosis inversa usando un filtro tipo centrífugo, con generación de vórtices de Dean.

Indudablemente se trata de un proyecto que ha consolidado como uno de los procesos de desalinización de agua que tiene una gran importancia ecológica y económica.

Comparte esta historia con tus amigos, es interesante conocer sobre los investigadores que con esfuerzo y dedicación han realizado proyectos que impactan de manera positiva nuestra vida diaria.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!