9 trucos para decirle adiós a las patas de gallo, ojeras y bolsas bajo los ojos

Las ojeras pueden ser hereditarias, pero las arrugas y las patitas de gallo nos afectarán eventualmente a todos. Una vez que la edad haga lo suyo, quizá creas que sólo tratamientos caros de botox y cremas podrían hacer alguna diferencia.

Sin embargo, no hay que perder las esperanzas. Puedes hacer que pequeños cambios en tu estilo de vida, y con estos 9 truquitos caseros evitarás, pospondrás y tratarás los problemas cosméticos alrededor de tus ojos.

1. Dieta

Una dieta saludable es vital para mantener tu piel en buen estado. Es uno de los órganos más extensos de tu cuerpo, y consumir alimentos ricos en nutrientes debe ser el primer paso para mantener tu piel con una apariencia joven y saludable.

Una dieta balanceada que contenga frutas y vegetales te dará los antioxidantes, vitaminas y minerales que tu piel necesita para brillar. Los nutricionistas también recomiendan una dieta alta en proteínas, pues éstas refuerzan las estructuras de colágeno y elastina en tu piel.

Sin embargo, el cambio más importante en tu dieta para favorecer la salud de tu piel es disminuir la ingesta de azúcares. El azúcar refinada ataca el colágeno y debilita las células de la piel. El chocolate negro es una alternativa más saludable a los bocadillos como churros, caramelos o sodas. El aguacate es también un gran aliado para tu piel, así que trata de incluir uno o dos de estos maravillosos frutos a la semana para obtener mejores resultados.

2. Estilo de Vida

Tu estilo de vida afecta la salud de tu piel más de lo que podrías imaginar. Fumar o beber alcohol en exceso puede ser terrible para tu piel, además de oscurecer las ojeras rápidamente. Deja el cigarro y limita el consumo de alcohol a uno o dos tragos por día para mantener tu piel en su mejor estado.

3. Sueño

Dormir al menos 7 u 8 horas por noche te mantendrá luciendo y sintiéndote de maravilla. Si tienes problemas para conciliar el sueño, intenta respiraciones profundas para relajar tu cuerpo y mente.

Para aquellos que sufren de ojeras o bolsas bajo los ojos, elevar la cabeza un poquito más durante el sueño ayudará a que los fluidos no se acumulen en esta área. O usa el clásico tratamiento de rebanadas de pepino en los ojos acompañados de siesta para reducir la inflamación y mejorar la hidratación de la piel.

4. Exfoliación

Puedes comprar un exfoliante facial o simplemente hacer el tuyo en casa, cualquiera de las dos obrará maravillas en tu rostro. Usa un exfoliante suave regularmente, o uno más fuerte no más de dos veces por semana para mantener tu piel radiante. O usa una esponja cuando no tengas tiempo de exfoliar completamente.

Usar una esponja en tu rostro ayudará a iluminar la capa más externa de tu piel y remover células muertas, dejando tu piel suave y saludable. Como la piel de alrededor de los ojos es delicada, usa exfoliantes suaves para estimular el flujo sanguíneo sin dañar.

5. Hidratación

Además de beber suficiente agua, tu piel debe ser hidratada con humectantes y compresas. Después de exfoliar, usa un humectante suave, de preferencia uno que contenga ácido hialurónico. Algunas cremas hidratantes son demasiado pesadas o aceitosas, por lo que pueden dañar la piel cuando son usadas de forma inadecuada.

Para hacer compresas, simplemente humedece una toalla con agua fresca y, con una presión suave, aplica sobre el rostro una o dos veces al día.

6. Protector solar

El sol de hecho es bueno para tu piel, en pequeñas dosis, pues obtendrás los beneficios de la vitamina D. Pero aún con exposición limitada, los expertos recomiendan que te protejas usando bloqueadores solares.

Los protectores no evitarán que te broncees pero ayudarán a que obtengas un mejor bronceado mientras disminuyen los riesgos a la salud que los rayos UV suponen. Usa un protector con FPS 15 como mínimo en días normales o nublados, y en días soleados un FPD 30. Usa un protector especial para tu rostro y área al rededor de los ojos también, no lo olvides 😉

7. Alergias

Las ojeras y bolsas bajo los ojos pueden ser atribuidas a reacciones alérgicas. Si crees que puede ser tu caso, puedes intentar con algunos antihistamínicos sin prescripción, pero lo mejor es ir directamente con tu médico de cabecera y hacerte las pruebas correspondientes. ¡Con la salud no se juega!

8. Claras de huevo

Para las patitas de gallo, bate la clara de un huevo y aplica directamente en la piel que está a los costados de tus ojos. Deja secar por 15 minutos y retira con agua tibia. Para arrugas faciales o simplemente para refrescar y reafirmar el rostro, usa dos claras de huevos batidas, aplica sobre toda la cara, deja secar 10-15 minutos y retira con agua tibia.

Las claras de huevo son buenas para reafirmar la piel y ocultar arrugas, pero no lo uses demasiado. No repitas este tratamiento más de una o dos veces por semana para evitar resecar tu piel.

9. Cremas para ojos

Elige una crema para contorno de ojos que sea alta en antioxidantes, como vitamina C. Los atioxidantes ayudan a iluminar tu piel y reforzar las estructuras de colágeno. Las mejores y más efectivas cremas contra las arrugas contienen retinol, alfahidroxiácidos y péptidos de cobre.

Las cremas para ojos pueden ser caras, así que elige sabiamente y haz una buena investigación. Si la crema que eliges no logra domar a las arrugas difíciles, consulta a tu dermatólogo para considerar alternativas un poquito más fuertes.

TGHealthMayo Clinic / NLDAPrevention,

Como ves, el estado de tu piel y rostro es producto de muchos factores. ¡Puedes hacer mucho para que tu carita luzca hermosa por fuera y te sientas genial por dentro!

Comparte estos tips, que todos los necesitaremos tarde o temprano.