Tras 5 años de lucha, esta pequeña guerrera perdió la batalla contra la hidrocefalia

A veces los más pequeños tienen que enfrentarse a las batallas más duras, son ángeles que nacen con una misión especial y le regalan al mundo una valiosa lección de vida porque ellos enfrentan las adversidades con valentía y una sonrisa.

Roona Begum era conocida en el mundo entero por su extraña y aterradora condición. Ella había sido diagnosticada con hidrocefalia, una rara enfermedad en la que la cabeza crece fuera de lo normal debido a la acumulación de líquido.

La hidrocefalia suele ser fatal, especialmente sin las cirugías y cuidados necesarios.

El mundo entero se conmovió ante su historia. Cuando se supo que había al menos una mínima esperanza y sus padres se avocaron a intentar ayudarla, a proveer los cuidados que ella necesitara y a someterla a las cirugías necesarias.

Roona recibía mucho apoyo y hermosos mensajes a través de las redes sociales.

Roona había recibido ocho operaciones craneales en el transcurso de tan solo 4 años. Esto es dos operaciones cada años desde que tenía apenas un añito de edad.

Los doctores habían hecho su mayor esfuerzo y pretendían seguir haciéndolo.

A pesar de que el tamaño de su cabeza ya había sido reducido de 94 centímetros a poco menos de 60 cm.

 

Roona tenía pautada una próxima cirugía para contribuir aún más con su recuperación.

Muchas personas siguieron de cerca su caso. Un comentario muy especial ante la noticia de su fallecimiento fue el de Ruth Willats Palmer una mujer de el Reino Unido quien había seguido la historia desde el comienzo pues sentía un apego muy especial por la pequeña Roona.

“Yo, como muchos otros niños diagnosticados con hidrocefalia, fuimos muy afortunados solo por nacer en el Reino Unidos y haber recibido las cirugías que salvaron nuestras vidas. Descansa en paz pequeña damita”.

El neurocirujano y principal encargado del caso de Roonam el Dr. Sandeep Vaishya era muy conservador en todo momento con respecto a los pronósticos para Roona.

VER TAMBIÉN:  "No tenemos que aguantar a sus hijos" - arden las redes por un tuit sobre niños en restaurantes

A pesar de las grandes esperanzas de sus padres de que la niña en algún momento podría vivir una vida normal, sus expectativas eran un poco más realistas.

“Veo mucho progreso que no imaginaba. Ella ha comenzado a reír, ocasionalmente dice algunas palabras y sus actividades han mejorado muchísimo. Pero si logrará una vida normal o no es algo que nadie podría asegurar en este punto”.

Lamentablemente esto fue algo en lo que el Dr. Vaishya acertó correctamente, aunque hubiera deseado equivocarse.

Fátima, la madre de Roona cuenta que se estaban preparando para la próxima cirugía. Nada parecía indicar que algo estuviera mal. La niña de cinco años estaba estable, alegre y el día de su partida estaba transcurriendo como un día normal hasta que, de repente todo cambio.

La pequeña Roona empezó a desarrollar dificultad para respirar. Su madre se preocupó mucho, inmediatamente se dedicó a atenderla.

Ella llamó de urgencia al padre de la niña para que regresara a casa de inmediato del trabajo pues sabía que debían trasladarla al hospital.

Roona vivía con sus padres en una pequeña aldea remota, lejos de los centros de salud especializados que podrían atender la delicada condición de la pequeña con hidrocefalia.

Su madre dedicaba toda su vida a la pequeña Roona. Días antes había publicado un poema en Facebook que expresaba su gran amor por su hija.

“La palma sobre tu frente febril, los besos suaves cuando más los necesitas, el brazo fuerte que te sostiene en caminos empinados, la mano que te nutre, la voz que te dice que eres amada, la sombra que camina a tu lado incondicionalmente y para siempre; el amor de una madre”.

Cuando el padre de Roona llegó a casa las encontró a ambas madre e hijas juntas, abrazadas. Él pudo darle agua a la pequeña y calmar un poco su aflicción.

VER TAMBIÉN:  Así logró escapar del infierno que vivió tras ser esclava del Estado Islámico por 2 años

Pero antes de que pudieran dirigirse al centro de salud más cercano la situación de la pequeña Roona empeoró.

Su hija falleció en sus brazos tras haber luchado valientemente contra la hidrocefalia durante toda su vida.

Hindustantimes / Facebook / NTD

Comparte esta conmovedora historia el amor de una madre hasta el final será el más fuerte vinculo del mundo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!