Tras 25 años ciego un innovador tratamiento le permite ver a su esposa e hijos

El uso de células madre ha sido beneficioso para diferentes enfermedades que hasta hace poco no tenían cura, como problemas relacionados con la pérdida de la visión. Para un padre londinense después de quedar ciego de un ojo, esta novedosa técnica le ofreció la oportunidad de ver una luz al final del túnel.

James O’Brien es un hombre de 44 años y padre de dos hijos, una niña de seis años y un niño de 4.

Vive en Rotherhithe, al sureste de Londres, junto con su esposa Lisa de 40 años, y sus dos hijos.

Cuando James tenía 18 años, le arrojaron ácido en la cara en un ataque aleatorio en Londres, desde allí perdió totalmente la visión del ojo derecho.

Se le presentó la oportunidad de ser la primera persona en someterse a un tratamiento mediante el uso de células madre en el National Health Service (NHS).

Cirujanos del Moorfields Eye Hospital en Londres, tuvieron la responsabilidad de cortar tejido cicatricial del ojo derecho de James y reemplazarlo con células madre de su ojo izquierdo.

Las células sanas del ojo izquierdo se cultivaron en un laboratorio italiano durante seis meses para poder ser usadas.

“Son las pequeñas cosas que más aprecio, como poder ver a mi esposa e hijos claramente por primera vez”, dijo el feliz padre.

Durante muchos años la pasó muy mal teniendo ese inconveniente estético, físico, y de salud.

“Hubo momentos antes, en que los niños me miraban a los ojos y retrocedían horrorizados. Obviamente no lo tomé personalmente, pero es bueno que eso ya no sea un problema”, dijo el agradecido hombre.

La operación de James ha sentado un precedente para que otras personas que hayan pasado lo mismo que él, puedan recuperar su vista.

Este tipo de operación cuesta aproximadamente 114.000 dólares, pero O’Brien recibió el tratamiento gratis.

El consultor cirujano oftalmólogo Dr. Sajjad Ahmad, le había hablado de esta opción, pues se trata de un ensayo clínico.

“Me contó sobre este ensayo clínico que podría ayudar con mi vista y no lo pensé dos veces, estaba bien preparado. Sentí que no tenía nada que perder”, corroboró James.

“James, de una manera cruda, aceptó amablemente ser el conejillo de indias para este tratamiento. Debido a lo que ha hecho, ahora nos permitirá ofrecerlo a todos quien lo necesita”, dijo el Dr. Sajjad.

Con la operación, la vida de este hombre cambio positivamente en todos los sentidos. Su calidad de vida ha mejorado, y en casa todos están felices.

“Esto ha tenido un impacto realmente positivo en términos de cómo me siento acerca de mí mismo”, dijo James.

¡Excelente por este hombre y su bella familia! Que se sigan beneficiando a más personas con este tratamiento.

Comparte este hermoso desenlace. Y no pierdas nunca las esperanzas, siempre existe la oportunidad de lograr lo que deseas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!