Celebran su boda en la unidad de cuidados intensivos demostrando que su amor es invencible

El personal de un hospital en Australia ha ayudado a una paciente con cáncer etapa 4 a cumplir su sueño de casarse con su novio de secundaria en la UCI del centro médico.

Toni Campbell, de 25 años, ha sido pareja de Jesse Walsh desde que iban juntos a la secundaria. Esta historia de amor les ha dado dos frutos: sus hijas a quien aman y adoran.

Pero a pesar de todo el amor que une a esta joven familia, la pareja no había contraído matrimonio.

Por ese motivo al descubrir el diagnóstico de Toni, Jesse puso manos a la obra para lograr la celebración de una pequeña ceremonia y formalizar su relación con la madre de sus hijas. 

Campbell fue diagnosticada con linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer que ataca el sistema linfático.

Esta madre descubrió el primer síntoma de que algo no andaba bien cuando se percató de una pequeña protuberancia que sobresalía en su cuello. El nudo lo detectó cuando estaba embarazada de su segunda hija, quien actualmente tiene casi seis meses de vida.

Al acudir a una consulta la mujer descubrió que el cáncer se encontraba en etapa 4. Además de esto, la dama también fue diagnosticada con una insuficiencia cardíaca progresiva. Por tal motivo, Campbell fue hospitalizada en El Hospital Alfred en Melbourne.

La salud de Campbell ha desmejorado progresivamente y esto llevó a Jesse a coordinar su matrimonio dentro del propio hospital, pero sabía que esto no podía hacerlo sólo así que decidió escribir un correo a las personas que atendían el caso de su esposa

“Todos se involucraron, el equipo fue creativo y organizado, y trabajamos bien juntos”, dijo Jayne Sheldrake, enfermera y especialista en maquinaria de oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO).

La ceremonia se llevó a cabo en la Unidad de Cuidados Intensivos en la que Campbell se encuentra recluida. La novia lució un hermoso vestido y un tierno peinado, su rostro desbordaba la alegría y emoción que sintió durante ese momento. 

“Fue tan hermoso, honestamente pensé que iba a ser pequeño y luego explotó con todo este amor de todos, fue perfecto, me encantó”, dijo Campbell al blog del hospital.

El personal del hospital cooperó con este esposo para preparar todo para el día de la boda. A la celebración también asistieron algunos familiares y amigos cercanos de la pareja, además de sus dos hijas pequeñas.

Este fue un momento único para esta familia, no sólo para Campbell sino para Jesse quien estaba feliz de unirse en matrimonio con su pareja.

“Desde que empezamos hace cinco semanas, me dijeron que sólo tendría entre cinco y diez días con ella, ahora estamos casados y no puedo pedir nada más”, dijo el Sr. Walsh.

No hay duda alguna de que el amor es esa fuerza que mueve al mundo. Sólo basta ver el rostro de Toni para reconocer cómo el amor de su esposo y su familia han llenado de luz su vida en los momentos más difíciles para ella. Esperamos que contra todo pronóstico los nuevos esposos puedan seguir disfrutándose por mucho tiempo más.

Comparte esta esperanzadora historia en tus redes. Como Jesse no dejes que la oscuridad invada tu vida y que el amor siempre sea el motivo para actuar ¡Bendiciones para esta familia y qué vivan los novios!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!