“No queremos que lo hagas sola” – Se afeitan el cabello en solidaridad con su madre

Kayla, de 10 años, y su hermana Sophia McPherson, de 7, sí que han sabido como retribuirle a su mamá todo el amor y el apoyo que merece. Este par de niñas decidieron afeitarse todo su cabello en solidaridad con su madre, quien se está sometiendo a un tratamiento de quimioterapia.

Joanna McPherson, de Shreveport, Louisiana, fue diagnosticada con cáncer de mama HER2 + en octubre de 2018. 

Para ese momento, la mujer ya había pasado por un episodio con esta enfermedad y se había sometido a una mastectomía doble. Pero para la tristeza de esta familia, la enfermedad atacó nuevamente y esta vez de una forma más agresiva.

Hasta el momento, la Sra. McPherson se ha sometido a tres rondas de quimioterapia y aún le queda por atravesar la mitad del tratamiento, tres ciclos más.

El proceso no ha sido sencillo para ella y este ha sido uno de los principales motivos que han tenido sus hijas para raparse el cabello.

Las chicas no encontraron una forma más significativa que esta para hacerle sentir a su madre que están con ella en todo el proceso. Esto a pesar de que la propia mujer intentó hacerlas desistir de la idea.

“No sé si saben lo que realmente están queriendo hacer. Su cabello es parte de sus rasgos, su cabeza podría estar fría y otros niños podrían burlarse de ustedes”, recuerda Joanna haberle dicho a sus hijas.

A pesar de la insistencia, las chicas estaban realmente decididas y no tenían intención de declinar en su propósito.

“Dijeron: ‘Si te van a rapar el cabello, no queremos que lo hagas sola'”, agregó McPherson.

Pero esta madre de cuatro niñas, no se ha sentido sola en ningún momento de este viaje, su esposo, el coronel de la Fuerza Aérea Shawn McPherson también rapó su cabeza el diciembre pasado.

Sin importar que atravesasen por la temporada más fría en el año, este hombre también quiso acompañar de cerca a su amada en su enfermedad.

Joanna comenzó a perder su cabello el 21 de diciembre pasado y a los pocos días el coronel tomó la decisión de acompañar. Ahora, a excepción de Alexa, de 11 años, y de Jocelyn, de 4, casi toda la familia McPherson luce sus cabezas calvas con mucho orgullo.

“Nunca me sentí tan fuerte o apasionado por algo a su edad. Pensé que les dejaría que se expresaran por sí mismas mientras lidian con este dolor y momentos difíciles en sus vidas sobre lo que está pasando su madre… alguien a quien aman”, dijo Shawn McPherson.

Sin duda, el asunto se convirtió en una cuestión familiar. De hecho, la hermana mayor Alexa registró el momento en que el padre rapó el cabello de las pequeñas como un gesto de solidaridad para su madre. Ahora, la Sra.  McPherson ha decidido contar su historia y ha creado una web en la que pretende dar apoyo a otras personas que atraviesan por una situación similar. 

Comparte este emotivo gesto y déjales conocer a otras familias el ejemplo de amor y unión de los McPherson frente a la batalla contra el cáncer.   

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!