Su perro guía jamás se separó de ella hasta que hallaron su cuerpo sin vida

En ocasiones, las mascotas son los seres más fieles que puede encontrar una persona y, especialmente, los perros se distinguen por esta cualidad. Como lo demuestra la hermosa historia de Hachiko, perro japonés que esperó a su amo en una estación de tren, incluso años después de su partida.

Ahora, una historia moderna de entrañable fidelidad ha protagonizado Toffe, un labrador negro al cual encontraron al lado del cuerpo sin vida de su dueña en la habitación de su residencia universitaria.

Toffe es un perro guía que prestaba servicio a una chica ciega de 24 años. Jade Clements era su dueña, una estudiante de medicina de la Universidad de Keele, en Inglaterra. A pesar de que el noble animal y la chica convivieron sólo durante 18 meses, este compañerito se convirtió en su fiel amigo y la acompañó hasta el final de sus días.

La carismática joven nació con una enfermedad hereditaria que perjudicó su vista y por esa razón acudió a la ayuda de un perro guía que pudiera acompañarla en su rutina diaria. Además de este problema, Keele tambiém sufría de escoliosis, tenía un trastorno bipolar, padecía de insomnio y convulsiones no diagnosticadas.

Su estado emocional comenzó a empeorar después de una ruptura y al agravarse sus problemas de salud. Sin embargo, la presencia de Toffee en su vida parecía calmarla. El noble animal no sólo le brindó compañía, sino que ayudó a Jade a superar las dificultades de su rutina diaria. La presencia de Toffee en su vida aumentó el nivel de seguridad de la chica, según cuentan sus familiares.

“Toffee cambió completamente su vida durante los últimos 18 meses. Toffee ayudó a Jade a ser más independiente, segura y a superar los desafíos cotidianos. Juntos formaron un gran dúo como ningún otro”, comentaron en su página de GoFunMe.

El 29 de marzo de 2018, la chica atentó contra su vida y su fiel amigo fue el testigo de tan lamentable suceso. El cuerpo sin vida de Jade fue encontrado en su habitación universitaria y junto a ella se estaba el incondicional Toffee.

“Escuché a un perro y algunos ruidos como de si alguien arrastrara los pies en la habitación, por lo que pensé que Jade estaba llegando a la puerta”, dijo Tonya Bobmanuel, coordinadora de evaluación de riesgos de la universidad.

La inesperada muerte de la chica fue una tragedia para todos, sus amigos decidieron crear una campaña de GoFunMe para ayudar a su familia con los gastos fúnebres y el resto del dinero sería donado para la caridad a favor de los perros guías que, como Toffee, realizan tan heroica labor. La campaña que estimaba recaudar un poco más de 6.500 dólares, superó la meta.

BPM Media

Toffee fue parte importante en la vida de la joven, hecho reconocido por su familia. Por estas circunstancias, ellos no quisieron dejar al perro sólo después de la perdida de Jade y decidieron conservarlo. Actualmente, Toffee vive con Luke, un hermano de Jade.

Comparte esta conmovedora historia de fidelidad canina y transmite un mensaje de consciencia para que todos aprendan a valorar a los animales.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!