Toca el violín durante horas en el quirófano mientras le extirpan un tumor cerebral

Toda intervención quirúrgica representa un caso especial para los médicos y demás profesionales que la practican, pero seguro la operación realizada a la violinista Dagmar Turner será una de las más memorables en la carrera del grupo de especialistas que la atendieron en el King´s College Hospital de Londres.

Esto no sólo por lo complejo del proceso, sino por una particularidad que ha sorprendido a todos.

Esta inglesa de 53 años fue intervenida para extirparle un tumor cerebral y mientras el proceso se realizaba, la músico se encargó de deleitar a todos en la sala con sus dulces melodías.

Turner tocó su violín por recomendación de su neurocirujano, después de saber que el área de su cerebro que controla su mano izquierda estaba comprometida.

El tumor de Turner se ubicaba en el lóbulo frontal derecho de su cerebro y cualquier error en la operación podría dejarla sin movilidad en su mano, lo cual conllevaría a la imposibilidad de tocar nuevamente el instrumento que tanto ama: su violín.

Los médicos debían extraer el tumor pero no querían dañar ninguna parte que pudiese comprometer su carrera musical.

“Conocíamos la importancia del violín para Dagmar, de modo que era vital conservar la función de las áreas delicadas de su cerebro que le permitían tocar”, dijo el profesor Keyoumars Ashkan, su neurocirujano. 

Por ese motivo, el equipo médico mapeó el cerebro de Turner para determinar cuáles eran las áreas de su cerebro que se activaban al tocar su instrumento, además de identificar las relacionadas al control del lenguaje y otros movimientos.

Pero el mapeo no era suficiente, pues aún existían ciertos riesgos. Ante esta situación, la neurocirujano que dirigió la operación decidió que la violinista debería tocar en el quirófano para eliminar cualquier posibilidad de daños en el proceso.

Dagmar Turner fue despertada en plena cirugía, cuando los médicos ya habían abierto el cerebro y el tumor se encontraba expuesto.

Aunque un poco aturdida, la mujer estaba consciente y le hicieron tocar su violín mientras que los profesionales hacían su trabajo.

La peligrosa maniobra tuvo su resultado positivo pues tras horas de operación, 90% del tumor de Turner fue extraído.

Las partes más agresivas del tumor fueron eliminadas y lograron mantener intactas todas sus habilidades motoras. Algo de lo cual esta mujer está completamente agradecida.

“Me angustiaba el sólo pensar que perdería mi capacidad para tocar, pero el profesor Ashkan, que también es músico, comprendía mis temores.

Con el equipo en King’s planearon toda la operación, desde el mapeo de mi cerebro hasta planificar la posición en que yo debía estar para tocar”, dijo Turner.

Ante un evento tan memorable, el equipo no se limitó y decidió grabar el proceso en un vídeo que ha dado la vuelta al mundo por lo sorprendente del caso.

En la grabación se observa a Turner interpretando a sus cirujanos algunas piezas clásicas, algo de jazz entre otras.

Turner es una consultora de gestión y violinista en la Orquesta Sinfónica de la Isla de Wight, de donde es originaria.

No cabe duda de que para ella ha ocurrido un gran milagro y no para de agradecer a los médicos que la atendieron, así como a las millones de personas que se han conmovido con su historia y le envían sus bendiciones.

Comparte este increíble caso y enséñales a tus amigos las grandes cosas que son capaces de hacer los médicos pioneros. ¡Bendiciones a esta violinista, esperamos que pueda recuperarse pronto!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!