Un joven sin brazos supera un récord en una prueba de salto ante el asombro de los presentes

Todos hemos querido tirar la toalla en algún momento. Nadie es ajeno a los sentimientos de impotencia y frustración que se producen cuando las cosas no resultan como esperamos, aunque cada persona gestiona sus emociones y supera sus limitaciones a su manera.

Hay quienes dan lo mejor de sí a pesar de las adversidades y adquieren las habilidades necesarias para enfrentarse a los distintos retos de la vida.

Esta podría ser una de las más inspiradoras historias que verás hoy.

Tim, un joven que nació sin brazos, ha sido grabado durante un ejercicio de entrenamiento en el que intenta saltar encima de una caja de 50 centímetros de altura, el vídeo publicado se ha convertido en pocas horas en un gran ejemplo de superación personal gracias a las redes sociales.

El clip ya se ha compartido miles de veces en cuentas de redes sociales, con usuarios de todo el mundo aclamando la increíble determinación del joven.

Se puede ver como este joven empapado de sudor está frente a su objetivo: una caja de 50 centímetros que debe saltar.

No tiene sus brazos, pero eso no es un impedimento para lograr su propósito. Los saltos de caja generalmente se realizan moviendo ambos brazos hacia adelante. Tim estaba esencialmente saltando sin impulso, una hazaña que es mucho más desafiante y arriesgada por una posible caída.

“Salta, ¡ahora!”. Él no se lo piensa, con rostro serio, tras resoplar lo intenta sin éxito mientras tres entrenadores le acompañan brindándole el apoyo y la confianza que necesita.

El chico realiza dos intentos con miedo, sin llegar a rozar la caja con los pies, su expresión denota la frustración e impotencia. La monitora le alienta a hacerlo una y otra vez, sabe que es capaz.

Tim repite una tercera vez el ejercicio con más garra, gritando, aunque solo consigue posar una pierna. Después de un pequeño amago por abandonar, toma una actitud decisiva: no se va a rendir.

En un cuarto y último intento, Tim salta la caja gritando de emoción, no es el único con este sentimiento, sus amigos entrenadores comparten la felicidad del logro de este joven, que rompe a llorar en brazos de su monitora, que le manda un claro mensaje: “No te rindas. ¿Me escuchas? Nunca te rindas. Tú hiciste eso, tú lo hiciste”.

Tim participa en un programa de la fundación estadounidense NubAbility, trabajan con jóvenes que han sufrido algún tipo de amputación, ya sea por causas congénitas o producto de accidentes a involucrarse activamente en el deporte y lograr sus sueños.

El fundador de NubAbility, Sam Kuhnert, está extremadamente orgulloso de Tim, y explicó que la palabra “no se puede” no está permitida en su campamento.

La publicación viene acompañada de un precioso texto:

“Despeja tu mente del no puedo. Puedes hacer lo que entrenas. Es posible que tengas que trabajar más duro, entrenar más, practicar más y hacerlo de manera diferente a los demás, pero PUEDES HACER lo que te propongas.

No escuches a los que dudan. Encuentra a los mentores. Debes saber que vas caer más. Sudar más. Dedicar más. Debes saber que fuiste hecho para MÁS.

Sea cual sea tu circunstancia, cualquiera que sea tu diferencia, fuiste HECHO para la GRANDEZA que Dios puso en tu corazón”.

A pesar de las circunstancias por las que se esté pasando, más allá de los obstáculos las personas pueden lograr vencer sus miedos y superar sus propios límites.

Una gran lección de vida para ser compartida como un soplo de aliento para seguir adelante y hacer las cosas que le dan sentido a nuestra vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!