Tiene 8 años y se ha enfrentado a las más crueles ofensas por la apariencia de su rostro

Este chico de ocho años que tiene el rostro lleno de tumores cancerígenos se ve obligado a soportar, además del sufrimiento de su enfermedad, las crueles burlas de sus compañeros de clases, quienes una vez pensaron que él llevaba una máscara puesta.

Debe ser una situación increíblemente dolorosa, que solamente es capaz de comprender totalmente quien la haya vivido en carne propia.

Amare Stover nació con neurofibromatosis (NF1), un desorden genético que implica que los tumores pueden desarrollarse, alojarse y crecer en cualquier parte del cuerpo.

Las deformidades de su rostro se tornaron tan graves cuando tenía cuatro años, que le tuvieron que hacer una traqueotomía permanente para evitar que se ahogue, debido a los tumores de su garganta.

El crecimiento continuó y llegó hasta su cráneo, lo cual lo dejó ciego de un ojo y con dificultades de aprendizaje. Otra cosa que lo perjudica mucho es que la hinchazón en cada vez más protuberante.

Su madre, Kandice Stover, dice que su hijo batalla contra los estigmas de la sociedad cada día, debido a su condición. Qué triste que para la humanidad la apariencia sea algo tan determinante.

“Tiene tumores por toda la cabeza, hay muchos y han crecido con velocidad, lo que cambió por completo su cara. No puede ver con su ojo izquierdo, por el momento usa el derecho pero también tiene tumores allí. Han crecido casi hasta el tamaño de una sandía. Esto lo afecta mucho, se burlan de él, recibe miradas de todo el mundo constantemente… Hasta lo han llamado monstruo“, dijo Kandice.

Algunos adultos le han preguntado de dónde sacó la máscara, lo cual le duele mucho… Esto empeora mucho en Halloween. Le digo que es como los demás niños y que no se preocupe. A mis ojos, él es normal, ha pasado por muchas cosas, pero le encanta correr, los deportes y el entretenimiento“, continuó la mamá.

VER TAMBIÉN:  La maravillosa historia que muestra cómo una maestra cambió la vida de un niño por completo

Los doctores creen que Amare tiene una forma muy agresiva de NF tipo 1, un desorden genético que afecta a una persona de 2.500 de forma tan severa, como en este caso. Los neurólogos han intentado reducir la presión del ojo de Amare ocasionada por los tumores.

Los doctores han sido muy claros con la familia: tienen que estar preparados para lo peor. El chico en cualquier momento podría perder la vista. Es muy lamentable que además de todas las complicaciones físicas y médicas, tengan que lidiar con las personas que son insensibles ante la situación y no se preocupan en señalarlo de forma evidente o inclusive maltratarlo.

Mirror

Amare ha recibido quimioterapia durante cinco años para que se reduzcan los tumores, pero no ha funcionado, a pesar de ello la mamá no ha perdido la esperanza. Es una mujer luchadora y admirable, además está sola, el papá de su hijo no la acompaña en tan difíciles momentos.

Ante esta dura situación Kandice ha tenido que empezar una página GoFundMe para recaudar fondos y continuar con el tratamiento de su hijo. Es una hermosa causa en la que los invito a contribuir, puedes hacer clic aquí. 

Comparte y comenta esta historia con tus conocidos, ¡esta familia necesita ayuda!

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!