Tiene 150 hijos y espera tener 10 más durante este año – «Me encanta que se parezcan a mí»

En un mundo donde la realidad supera por mucho la ficción cualquier cosa es posible, incluso tener más de 150 niños, algo que un hombre bajo el seudónimo Joe Donor ha logrado a sus 49 años edad.

El hombre se ha convertido en un gran donante de esperma logrando tener más de un centenar de niños en todo el mundo, incluso ha engendrado otros seis bebés durante la pandemia, afirmando que las restricciones no han frenado su gran deseo de seguir ayudando a todos aquellos que necesiten su servicio.

Empezó a donar su esperma desde el 2008.

Actualmente tiene cinco mujeres embarazadas y una que acaba de dar a luz, Donor tiene como objetivo embarazar a 10 mujeres este año.

El hombre no solo ofrece inseminación artificial de esperma, también ofrece relaciones íntimas, destacando que no obtiene ningún beneficio de sus donaciones, aunque en ocasiones pagan sus gastos de viaje. Al respecto comenta:

“El coronavirus no me ha frenado y me siento más ocupado que nunca. Me encanta ver fotos de los bebés cuando nacen, ya que muchos de ellos se parecen a mí.

No gano económicamente al proporcionar mi esperma a las mujeres, simplemente disfruto ayudar a la gente. Afortunadamente, dirijo algunos negocios en línea, así que siempre estoy disponible y puedo proporcionar esperma cuando están ovulando”.

El hombre había quedado atascado en Argentina debido a la cuarentena después de darle su esperma a algunas mujeres que lo habían contactado en línea.

Al reanudar los vuelos internacionales regresó al Reino Unido donde espera seguir ayudando a la mayor cantidad de mujeres a que queden embarazadas.

Tiene un promedio de 10 hijos por año.

Donor ha viajado a Estados Unidos, Argentina, Italia, Singapur, Filipinas y Reino Unido para donar su esperma. Destaca.

Tengo bebés por todo el mundo y, aunque la gente siempre se preocupa por los problemas incestuosos, eso nunca ha sucedido. Mi objetivo es donar mi esperma mientras funcione, lo que podría ser hasta que tenga 90 años”.

El prolifero donante comenta que ofrece tanto la forma artificial como la natural, si bien la natural tiene mayor tasa de éxito, no es para todos.

“Algunas de las mujeres son lesbianas y no querrían tener relaciones, mientras que otras están casadas pero sus maridos son infértiles”.

Agrega que se hace controles médicos anuales para asegurarse que todo este marchando bien, si alguna mujer solicita exámenes más recientes lo hace sin ningún inconveniente.

También las mujeres deben hacerse controles durante el embarazo para saber si han contraído alguna enfermedad, destacando que hasta la fecha nunca ha ocurrido.

Espera tener al menos 2.500 hijos, aunque sabe que eso es imposible ya que tendría que vivir al menos 200 años.

Donor espera que cese el bloqueo para que pueda seguir viajando con más frecuencia y normalidad. Lo que más lo motiva es seguir ayudando a todo el que quiera a concebir una vida a la que puedan amar y cuidar.

Él está feliz de poder viajar a cualquier parte del  mundo a donar su esperma, un hombre con un pasatiempo inusual que lo buscan no por sus dotes de Don Juan sino por legendarios poderes de inseminación. ¡Comparte!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!