Termina desconsolada al trasplantar la planta que cuidó con esmero durante años

En los últimos años el cultivo y cuidado de suculentas plantas y cactus ha cobrado gran interés para diferentes personas alrededor del mundo. Estas pequeñas especies han ganado terreno hasta convertirse en decorativo típico de muchas casas.

Debido a esta tendencia, muchas personas se han convertido en grandes conocedoras de estas plantas. Cosa que no le había resultado nada difícil a Caelie Wilkes, una usuaria de las redes que recientemente ha revelado la sorpresa que se llevó con su singular suculenta.

A través de una publicación en Facebook, la dama reveló cómo fue que descubrió que su planta perfecta era en realidad, un objeto sin vida al cual regó y cuidó con bastante esmero estos dos últimos años.

La planta era una mera materia de plástico con la que estuvo segada todo este tiempo.

“He tenido esta hermosa suculenta durante aproximadamente dos años. Estaba muy orgullosa de esta planta. Estaba llena de un colorido hermoso, una planta completamente perfecta”, dijo.

Desde que la mujer obtuvo la planta la había conservado en la ventana de la cocina para que recibiera la cantidad de luz solar justa para su crecimiento. Ella la regaba de forma constante y se aseguraba de limpiar una a una sus hojas para que no la atacara ninguna plaga.

“Tenía un plan de riego para ello, si alguien más intentara regar mi suculenta me pondría a la defensiva porque sólo quería cuidarla bien. Me encantó mi planta”, escribió en Facebook.

Su desencanto se produjo el 28 de febrero, cuando decidió que la suculenta necesitaba más espacio para crecer y decidió trasplantarla.

“Hoy decidí que era hora de trasplantarla, encontré el jarrón más lindo, que se adaptaba perfectamente. Fui a sacarla del recipiente de plástico original con el que fue comprada para descubrir que esta planta era falsa. Puse mucho amor en esta planta. Le lavé las hojas”, confesó.

La mujer se sentía consternada de no haber notado antes que se trataba de una planta artificial. No fue hasta que encontró la suculenta pegada a la espuma de poliestireno con arena pegada en la parte superior cuando notó el asunto.

“¿Cómo no supe esto? Siento que estos dos últimos años han sido una mentira”, dijo la dueña.

La confesión se hizo en un grupo de Facebook de cultivadores de plantas en Australia pero esta mujer no había sido la única que se había equivocado.

Otra cibernáuta comentó que a su primo le había sucedido una situación similar, mientras cuidaba la casa de su madre. El hombre regó por algunos meses una de las plantas artificiales sin ni siquiera notar el material. 

“Mi papá regó una de las plantas de mi madre durante un año después de que ella murió sin darse cuenta de que era falsa. Nos reímos mucho de eso, apuesto a que mamá también se rió mucho allá arriba”, confesó otra mujer.

Aunque para algunos la materia del objeto parecía ser evidente, parece que cada día el hombre copia de mejor forma a la naturaleza y es precisamente eso lo que concluyó la mujer. Quizás a ti también te ha sucedido algo similar, pero regarla por años es algo bastante improbable.

Comparte esta anécdota con tus amigos amantes de la jardinería y recuérdales lo importante de verificar lo que compran.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!