Termina ciega y con el rostro desfigurado tras aplicarse un tinte orgánico en el cabello

Las alergias a ciertos alimentos, productos químicos o medicamentos pueden causar serios problemas. Sin embargo, el caso de una chica oriunda de Milton Keynes realmente ha sorprendido a todos.

La cabeza de Steph O’Dell, de 24 años, se hinchó tres veces su tamaño después de aplicarse un tinte para el cabello. Además de esto la joven también ha quedado temporalmente ciega.

Steph planeaba irse de viaje a Amsterdam para celebrar el cumpleaños número 18 de su hermana menor Amber, pero antes del evento decidió hacerse un pequeño cambio de estilo sin sospechar las terribles consecuencias que esto le traería.

Cuando tenía 15 años, la Sra. O’Dell descubrió que era alérgica a la parafenilendiamina (PPD), un ingrediente común en el tinte para el cabello. Se dio cuenta de su alergia después de que la prueba de parche de un tinte de caja la dejara con una erupción cutánea.

Por ese motivo, en junio del 2015, cuando acudió a un salón de belleza para teñirse el cabello, advirtió a la estilista sobre su problema.

La chica buscaba que el tono de su cabello coincidiera con sus nuevas extensiones pero decidió utilizar un tinte orgánico en vista de su problema alérgico

De hecho, su condición le impide a Steph tatuarse con henna o teñirse las cejas. Todo esto se lo explicó la chica a su peluquera.

“Ella me aseguró que el tinte no tocaría mi cuero cabelludo y que era orgánico. Afirmó que también era alérgica al tinte para el cabello y me mostró el producto que usaba.

Me aplicó una prueba de parche en la muñeca y después limpió el exceso, lo que me pareció extraño. Pero no reaccioné a la prueba, así que me sentí feliz de seguir adelante”, recordó O’Dell.

Ese día, la chica salió feliz con su nueva apariencia y prosiguió con el planificado viaje. Al tomar el vuelo su cara comenzó a hincharse.

“Mis lentes se sentían apretados a un lado de mi cabeza, y mi cuello me ardía. Esperaba que la hinchazón bajara, así que lo dejé pasar. Al día siguiente, mi cabeza era enorme y uno de mis ojos se había hinchado”, relató Steph.

Esa misma noche, las hermanas acudieron a un hospital en el cual se le suministraron antihistamínicos y gotas para los ojos. Después de esto, las chicas estaban más calmadas así que decidieron regresar al hotel.

A la mañana siguiente el resultado era realmente aterrador. La cara de la joven estaba tan hinchada que sus ojos se habían cerrado por completo.

Steph se dejaba conducir por su hermana Amber pues no podía ver nada. Las hermanas decidieron llamar a su padre Simon, de 53 años, quien les encontró un vuelo de regreso a Reino Unido.

Ya en su país, la joven fue atendida en el Hospital Milton Keynes y O’Dell recibió inyecciones de adrenalina.

Los médicos se preocuparon por su situación, especialmente por su respiración ya que temían un cierre en su glotis.

Esta chica pasó 5 días internada en el hospital, donde los médicos le suministraron esteroides. Después de casi una semana la hinchazón disminuyó y fue recuperando paulatinamente la vista.

El año pasado, Steph viajó con su hermana Amber a Ámsterdam para celebrar sus 21 años como recompensa por la desagradable experiencia que pasaron en su viaje anterior.

Esta chica ha querido contar su historia para advertir a otras personas pues en ocasiones los fabricantes mezclan productos, así que de tener una alergia así es preferible no usar tintes aunque se indiquen como orgánicos.

Comparte esta nota y ayuda a informar. Este incidente pudo haber tenido un desenlace fatal para esta chica, así que comparte y no permitas que esto no le suceda a alguien más.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!