Recaudan más de medio millón de dólares al fingir el nacimiento y la muerte de su presunto bebé

Definitivamente, un estafador tiene que ser alguien astuto, con la habilidad para sacar provecho de las debilidades y distracciones de los demás en su propio beneficio.

Sí, esto es así y lo sabemos, sin embargo, no deja de sorprendernos cómo cada día siguen apareciendo nuevos métodos, estrategias con las que estos timadores de oficio siguen haciendo morder el anzuelo a cientos y cientos de personas en cualquier parte del mundo.

La pareja pensó tener el plan maestro

Tal es el caso de Kaycee y Geoffrey Lang, una joven pareja estadounidense de Pensilvania de 23 y 27 años respectivamente que sorprendieron a todos al idear y ejecutar un insólito plan.

Su idea consistió, nada menos que en fingir el nacimiento y la posterior muerte de su supuesto bebé con la intención de manipular a amigos, familiares e incluso desconocidos y obtener de ellos dinero, regalos y otros beneficios.

Según la acusación, se cuenta que ambas personas simularon, en primer lugar, el nacimiento de su “primer hijo” en el mes de julio, compartiendo una serie de fotos de la mujer con una gran panza para ilustrar la supuesta feliz noticia, e incluso celebraron el conocido baby shower en el que obtuvieron varios invitados.

No contentos con ello, al poco tiempo sorprendieron con una segunda publicación en la que informaron que el bebé había muerto horas después de nacido.

Posteriormente, la pareja solicitó una colaboración para el sepelio de “Easton”, como lo habían nombrado, a través de la plataforma GoFundMe, sitio donde aceptaban donaciones de hasta 600 dólares.

“Los padres de Easton fueron bendecidos poco más de 5 horas, antes de que él fuera a su hogar celestial a las 8:20 de la mañana. Easton experimentó tomarse de las manos, abrazos y besos con su mamá y papá y que le dijeran un número incontable de ‘Te amo’”, se leía en un falso obituario.

Sin embargo, no se puede engañar a todos, todo el tiempo. Tras la supuesta cremación del cuerpo de Easton, Cynthia Dilascio, una amiga cercana a los Lang decidió acercarse hasta el tanatorio para constatar la veracidad de la historia y despejar su curiosidad y sus dudas.

Allí le confirmaron que no existían registros de ningún Easton Lang, o de alguno de los supuestos padres, por lo cual Dilascio llamó a la policía y denunció los hechos.

Asimismo, y como es natural, en el hospital tampoco se hallaron datos de los acusados ni se tenía conocimiento de un nacimiento en los registros forenses.

Las investigaciones llevaron a una serie de requisas en el hogar de la pareja donde se encontró una muñeca que imitaba a una recién nacida y una urna personalizada con el nombre del supuesto hijo, lo que terminó de descubrir la mentira.

Los profesionales del engaño lograron recaudar cerca de 550 mil dólares, entre regalos y dinero en efectivo y enfrentan cargos por robo y delitos menores, debiendo comparecer ante un tribunal en el mes de octubre.

Que te estafen es algo bastante desagradable, por eso, tienes que adentrarte en la esencia de la persona en la que depositas tu confianza, no en las apariencias, de hecho, nunca en las apariencias ya que, como vimos en esta historia, muchas veces los rostros, las formas y las situaciones te pueden engañar.

La honestidad es un altísimo valor moral para tu vida y la de los tuyos. Comparte este caso que ha dado tanto de qué hablar en las redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!