¿Te crees capaz de resolver esta simple operación matemática? El 90% se equivoca

No es novedad que muchas personas pueden tener verdadera alergia hacia las matemáticas. No quedan muy lejanos aquellos difíciles días en la etapa escolar en que nos rompíamos la cabeza tratando de resolver las famosas fracciones complejas, un imposible caso de factoreo de “Algebra”, o un problema de esos que parecían tener un truco porque nunca hallábamos la solución.

Probablemente te suene la tapa de este clásico texto escolar que fue el martirio para muchos

Pero la verdad es que las matemáticas tarde o temprano sirven para cualquier etapa de la vida, más de lo que nos imaginamos. Recientemente, ha circulado un acertijo matemático en la red, despertando la curiosidad y poniendo a prueba el ingenio de muchos .

Aparentemente, se trata de un problema bastante sencillo. Unas simples sumas, restas y multiplicaciones. Nada que una mente ágil o hasta una calculadora de bolsillo pueda resolver.

¿Ya lo tienes? Parece fácil, ¿verdad?

Si sólo miras de izquierda a derecha, tendrás la respuesta…

Aquí te contamos paso a paso, la manera de resolverlo y podrás comprobar qué tan lejos está el resultado que tenías en mente de la respuesta correcta.

Probablemente, lo que hiciste primero, al igual que el 90% de las personas que se enfrentan a este ejercicio, fue lo siguiente:

Primero sumaste: 3 + 3 = 6. Luego multiplicaste: 6 x 3 = 18. A ese resultado le restaste 3, lo que da 15. Y finalmente sumaste 3, lo que da un resultado final de 18. Por lo tanto, tu respuesta fue la C, ¿cierto?

Pero espera, no es tan fácil como parece. Olvidaste unos principios básicos en operaciones matemáticas, y el problema fue que no resolviste en el orden correcto.

La regla de oro en las matemáticas es: primero paréntesis, luego división y multiplicación, después sumas y restas.

Dicho esto, volviendo al mencionado acertijo tendríamos:

Ya que no tenemos paréntesis ni divisiones, empezamos primero por la multiplicación, es decir: 3 x 3 = 9.  Por lo que nuestra primera resolución preliminar sería:

3 + (3 x 3) – 3 + 3 =

Como hemos resuelto primero la multiplicación, nos quedaría:

3 + 9 – 3 + 3 =

Siguiendo la regla de oro, procedemos con las sumas y resta. Por lo que resolvemos así:

(3+9) – 3 + 3 =

12 – 3 + 3 = 12

Ahí lo tienes, esa es la respuesta correcta: 12. Por lo tanto, es la letra B.

Ahora bien, si tenemos lo siguiente, ¿te crees capaz de resolver?:

3 + 3 x (3 – 3) ÷ 3. Más complicado, ¿verdad? A simple vista, ¿piensas que la respuesta es 0? Me temo que te volviste a equivocar. Pero si volvemos a nuestra regla de oro: primero paréntesis, luego multiplicación y división, y finalmente suma y resta, lo tendrás.

La clave está en el paréntesis, una vez resuelto eso, que nos da 0, lo demás seguro ya podrás resolverlo.

Para hacerlo más sencillo puede quedar algo como lo que sigue

3+[3×(3−3)]÷3

3+(3×0)÷3

3+0÷3

3+0 = 3

Ahora ya sabes que había que hacer toda la multiplicación y división antes de sumar, lo que evitó que la respuesta final fuera 0, como podrías haber adivinado al inicio.

Te invitamos a compartir estos acertijos matemáticos con tus amigos para ver si lo logran tan rápido como tú.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!