«Te convertiste en mi niña» – Se dedica a cuidar a su abuelita aunque no puede recordarla

El diagnóstico de Alzheimer es simplemente desgarrador para cualquier persona. No hay modo de detener el avance de esta enfermedad y no solo sufre quien la padece, sino toda la familia. Sin embargo, esta no es razón de abandono o negligencia hacia ese ser querido pues aunque sea una condición difícil esa persona necesitara más ayuda que nunca.

Frente a esta realidad, una mujer en Creará (Brasil) no se ha dedicado a más nada que al cuidado de su abuelita y retribuirle de este modo un poco de todo el amor que la anciana le dio de pequeña.

Para Jessica Ribeiro su abuelita siempre había sido su segunda madre, pero desde que fue diagnosticada con Alzheimer el amor se transformó y ahora siente el compromiso de protegerla como si fuese su bebé.

«Ha pasado un tiempo desde que nuestros roles se invirtieron, te convertiste en mi niña ya veces me llamas mi mami», escribió Jessica en una publicación de Instagram que se ha hecho viral.

Junto a una imagen suya con su abuela recostada en su pecho, Jessica quiso manifestar todo el amor que siente hacia la anciana y esas enternecedoras palabras la hicieron merecedora de muchos elogios. La joven se ha ganado la admiración de miles de personas en todo el mundo. 

“Vuelvo a creer que el mundo todavía tiene una solución. Que Dios continúe dándote lo que la humanidad necesita, compasión, amor y respeto, porque eso es exactamente lo que tienes para ellos. Demasiado lindo…», escribió una usuaria en Instagram.

Un abuelito será siempre más dulce y complaciente que muchos padres y por eso merecen ser tratados con respeto y atendidos cuando lo necesiten; tal como lo ha venido haciendo Jessica con la señora Antonia.

“Estoy muy agradecida con Dios por nuestros momentos de alegría, por estar aquí para recompensarte con todo el amor y cuidado que una vez me diste”, continuó Jessica en la publicación.

Los abuelos juegan un papel muy importante en la educación de los niños, quienes han tenido la dicha de contar con ellos durante la infancia saben que el amor que nos otorgan es desmedido y dejan una huella imborrable en nuestro corazón. 

Qué dicha la de esta mujer por tener a su abuela Antonia aún con vida y poder atenderla como se merece.

Seguro no todos los días serán fáciles para Jessica pero esperamos que ese espíritu de servicio y esa dulzura se le multipliquen cada día para continuar con los cuidados que le da a su abuelita.

El Alzheimer no es una enfermedad sencilla, pero no hay dificultad que el amor no sea capaz de soportar. Todos los familiares de quienes padecen esta afección necesitan tener las herramientas necesarias para ofrecerles consuelo y contención y saber que el amor verdadero jamás se olvida. 

A pesar de que los recuerdos vayan desvaneciéndose de la memoria del paciente, los sentimientos prevalecen para siempre en su corazón.

Amor con amor se paga y eso todos deberían recordarlo porque la gratitud es una de las mejores virtudes que podemos tener en la vida.