Sus huesos son tan frágiles que ha tenido 40 fracturas, pero recuperó las ganas de vivir

¿Te imaginas que dieras una vuelta a la llave de la puerta y por ese simple movimiento se te partiera un hueso de la muñeca? ¿O que sin quererlo te golpearas el codo contra una pared y se te rompiera como una galleta de soda?

En Veracruz, México, vive una mujer llamada Carmen Riveroll, que padece una extraña enfermedad en los huesos y que, a causa de ella, ha sufrido en su vida unas cuarenta fracturas aproximadamente.

Carmen Riveroll reside en la comunidad Corral Nuevo, municipio Acayucan, en el estado mexicano de Veracruz. Sufre de una rara enfermedad llamada ostegénesis imperfecta, comúnmente conocida como la enfermedad de los huesos de cristal.

«La osteogénesis imperfecta es el término que se utiliza para englobar un grupo de enfermedades que afectan el tejido conectivo. Se caracterizan por originar fracturas frecuentes durante toda la vida«, explicó la médica genetista Mirena Astiazarán a la plataforma Televisa News.

Carmen es una mujer menuda que teje en sus ratos libres y que posee un espíritu de lucha y una vocación de servicio inquebrantable. Se ha convertido en la voz de su comunidad, donde difunde mensajes y noticias de interés a través de megáfonos colocados en un poste de madera.

Además, durante treinta años ha laborado como maestra honoraria educando a los niños y jóvenes de su tierra natal. La osteogénesis nunca ha sido barrera para ella.

«Desde los seis años hasta los 40 no he dejado de fracturarme. En total son como 35 o 40 fracturas», dijo Carmen.

Siendo más joven, tuvo que abandonar sus estudios por las complicaciones que ocasiona su enfermedad.

Carmen Riveroll se ha convertido en líder y médula de su comunidad

«Y qué ironía porque me la he pasado en los hospitales con enfermeras y médicos. Yo quería ser enfermera», dijo Carmen.

Esta mujer padece la osteogénesis imperfecta desde su nacimiento y ha declarado que en su historia clínica familiar ella es el único caso.

Su enfermedad no le impide realizar actividades cotidianas en el hogar, usa su ingenio 

«Yo creía que la vida era color de rosa. Pero no, tuve que luchar con la ayuda de mis padres, porque siempre yo… cada caída era dolor, era pesar en el hospital, en los traumatólogos, en las cirugías y me desanimaba completamente. Yo no quería vivir«, agregó Carmen Riveroll durante la entrevista.

A pesar de su difícil situación física, la maestra de Corral Nuevo ha seguido batallando aguerridamente contra su mal y siempre se ha la labrado su propio camino.

«Siempre ha sido como que… o sea, no le gusta depender de alguien. Ella se reta y dice: yo lo voy a hacer, yo puedo«, comentó Sonia Riveroll, hermana de Carmen.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) una enfermedad es considerada rara cuando afecta a cinco de cada mil personas y siempre conlleva un alto riesgo de muerte. En México las enfermedades raras afectan a unos ocho millones de personas.

Carmen es un modelo de superación frente a la suya, al demostrar su propio potencial de servicio hacia los demás en medio de su dolencia.

Comparte esta aleccionadora historia con todos tus conocidos y familiares. Coméntales que debemos seguir el ejemplo de personas que se sobreponen a cualquier impedimento, sea físico o externo, para poder alcanzar nuestros sueños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!