Sus 7 hijas aparecen vestidas de novia para que pudiera cumplir el anhelo de llevarlas al altar

Si el día de la boda es un sueño para muchas mujeres, los padres no se quedan atrás, les hace mucha ilusión caminar con su hija para entregarla al hombre con el que su pequeña pasará el resto de su vida.

Sin embargo, Willian Shelton, difícilmente pueda acompañar a sus siete hijas al altar.

Shelton fue veterano del Ejército de los Estados Unidos, sirvió durante la Operación Libertad Iraquí. Recientemente fue diagnosticado con cáncer cerebral, solo le quedan semanas de vida.

Todo comenzó como un simple dolor de cabeza, tras visitar a su médico fue diagnosticado. Rápidamente pautaron una cirugía y extrajeron sus tumores, pero estos volvieron a aparecer, y ya no hay mucho por hacer. En vista del poco tiempo que le queda la familia quería asegurarse de hacer realidad su sueño de llevar a sus hijas al altar.

Su única hija casada Emily Flinn, contrajo nupcias por lo civil y no hubo oportunidad de que su padre la acompañara, entonces decidieron renovar los votos en el patio trasero de la casa.

El padre, ilusionado por acompañar a su hija, fue tiernamente sorprendido por todas sus hijas vestidas de novias para tomar su tuno y caminar con su padre camino al altar, una especial ceremonia que agitó el corazón de Willian Shelton.

Shelton fue diagnosticado con Glioblastoma Multiforme (GBM) grado 4.

La familia solo tuvo tres días para organizar todos los vestidos de novias para las hijas más pequeñas, a pesar de parecer imposible y programar todo en tan poco tiempo, lograron conseguir los vestidos y lucir hermosas.

El día de la ceremonia, Willian estaba en su silla de rueda vestido de gala, estaba muy confundido al ver que todas sus hijas fueron apareciendo vestidas de novias.

Jennifer Talbot, Candice Talbot, Emily Flinn, Lindsey, Cortney, Liberty y Samantha Shelton.

El padre nervioso y muy emocionado logró levantarse de la silla sorprendiendo a todos los invitados, hasta entonces, sus hijas se dieron cuenta de todo lo que significaba para él ese momento. Lindsey Shelton, una de las hijas comenta al respecto:

Siempre supuse que mi papá estaría allí para acompañarme por el pasillo de la iglesia en mi boda y cuando existía la posibilidad de que él no fuera capaz de hacerlo, pasó esto”.

Tan solo dos semanas después de la ceremonia Willian Shelton falleció. A pesar de que realmente no celebraron ninguna boda, le dieron a su padre la dicha de verlas vestidas de novia y la satisfacción de llevarlas al altar.

Todas llevaran un relicario que usaran el día de la boda real de cada una que dice: “El amor de un padre nunca termina”.

Sin duda, solo en el amor tiene el poder de cambiar el mundo, y estas chicas cambiaron el de su padre. Comparte este emotivo gesto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!