Sus 4 niñas se afligen «porque su padre no quería que fueran niñas» y ella alza la voz

Tree Davis es una madre de 4 niñas, y desde hace un tiempo, cada vez que sale con su familia, los comentarios no se hacen esperar. Lamentablemente, hay una pregunta que le realizan constantemente y ella decidió que ya era hora de hablar al respecto.

Muchos encuentran sumamente extraño que sus cuatro hijas sean niñas. Algunos lo comentan con incredulidad, otros realizan bromas al respecto y otros incluso dan un par de palabras condescendientes con respecto al padre.

“¿No van a buscar al niño?, ¡Pobre, papá: lo sobrepasan en número!, ¡Espera a que lleguen a la adolescencia!”, son los comentarios que suele recibir Tree.

En el fondo, Tree comprende que este tipo de comentarios no son hechos con malas intenciones. Sin embargo, son tan repetitivos que terminan causando daño a la dedicada madre y hasta a sus hijas.

“A donde sea que vayamos, la gente siente la necesidad de comentar al respecto”, dijo Tree.

Hay casos de familias en donde no pueden buscar otro niño porque no puede financieramente o por problemas infertilidad. Hay casos donde todos están genuinamente felices con la cantidad de hijos.

De cualquier manera, las hijas de Tree se dan cuenta de todo lo que le dicen a su madre y comienzan a sentirse tristes al respecto.

“Mami, ¿por qué la gente siempre dice eso? ¿Papá está triste de que seamos niñas? ¿Los niños son mejores que las niñas?”, preguntan las hijas de Tree Davis ante los incansables comentarios.

Tree ha llegado a recibir hasta 8 chistes al día sobre el hecho de tener solamente niñas. Es fácil imaginar por qué ha decidido alzar la voz y hablar sobre el efecto que estos comentarios dejan en sus hijas.

“Por dentro estoy muy molesta, pero esbozo una enorme sonrisa en mi cara para decirle con sinceridad: ‘Me siento muy afortunada de que todas mis hijas sean niñas’”, dijo Tree.

Sus palabras se volvieron virales y muchas madres han asegurado que se sienten terriblemente identificadas. Nadie quiere pasar por una situación tan incómoda.

“Creo que muchas familias estarían de acuerdo en que serían más felices sin los comentarios sobre el género de los niños. Puede que no se den cuenta, pero los niños escuchan y pueden resultar heridos”, dijo Tree Davis.

La decisión de formar una familia o de hacerla más grande es un asunto verdaderamente íntimo.

Aunque muchos aborden el tema como un intento de hacer conversación amistosa, sus palabras pueden tener un peso muy negativo sobre la madre, el padre o los niños.

¿Has pasado por una experiencia similar a la de Tree Davis? Cuéntanos tu opinión y no dudes en dar a conocer este caso que ha dejado a muchos reflexionando.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!