Supera los peores tabúes sexistas y les demuestra a todos que su carrera no es sólo para hombres

El mundo académico y laboral solía estar liderado en su mayoría por hombres. Sin embargo, esto ha cambiado sustancialmente en los últimos años. Las mujeres están cada día más integradas en los procesos productivos y de desarrollo de nuestra sociedad, pero aún debe lidiar con algunos prejuicios; por ello es importante conocer la historia de Nadia, una joven argentina fuera de serie.

Esta joven tiene apenas 24 años de edad y es la primera alumna de su clase, un grupo constituido en su mayoría por hombres.

Nadia en su salón de clases

Desde sus primeros años de escuela Nadia Sueldo se ha caracterizado por ser una alumna ejemplar, esto no fue diferente cuando decidió estudiar Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Buenos Aires (UBA), pues allí también se destaca con el mejor promedio de su clase.

Tratándose de un campo profesional en donde participan muy pocas mujeres (pues no es algo que las haga ver “femeninas”) Nadia ha tenido que lidiar con algunos prejuicios y comentarios fuera de lugar.

Nadia trabaja algunos día en Campana en el área de gestión de proyectos

Pero esta joven no solo está derrumbando paradigmas a lo interno de la universidad, sino a nivel social y cultural. Ahora todos podemos ser testigos de su actitud ejemplar:

“Ser el mejor promedio es un orgullo en general. Espero que ayude a sacar un poco el prejuicio de decir, ah mira había una ingeniera eléctrica mujer. Si alguna tiene las ganas, al menos debería considerarlo. Si este reconocimiento sirve para algo, que sea para que me miren y digan, entonces yo también puedo”, comenta empoderada la joven argentina.

Nadia nos prueba que cuando algo te apasiona puedes superar cada obstáculo que se presente en tu camino, y hablando de obstáculos ¡Nadia los ha tenido!

«Chicos, no puede ser que me esté respondiendo una mujer y ustedes no”, comentó su profesor de física en una ocasión.

Como éste, Nadia ha escuchado comentarios machistas que en lugar de desanimarla la impulsan a luchar cada día por el respeto, profesional y humano, que merece.

La realidad de Nadia no es aislada, se trata del día a día para las mujeres que se desarrollan a nivel profesional en campos tradicionalmente ocupados por hombres (aunque cada vez más mujeres pertenezcan a dichos campos).

Romper con los terribles prejuicios sociales son tareas impostergables para las mujeres de hoy y mañana.

Es por ello que Nadia es otro excelentísimo ejemplo a seguir en la lucha por los derechos de las mujeres para tener un mundo mucho más inclusivo.

Comparte esta historia de empoderamiento para que animes a las mujeres de tu entorno a romper con los estereotipos y tabúes sexistas que aún permanecen en nuestras sociedades.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!