Adolescente de 13 años decide irse de su casa tras ser regañado por no superar un examen

Policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, notaron un comportamiento extraño en un adolescente de 13 años que deambulaba sin rumbo fijo, se acercaron para indagar la razón de su extraña peregrinación.

La respuesta del menor demuestra la susceptibilidad extrema de muchos jóvenes en estos tiempos


El temperamental estudiante aprovechó que sus progenitores dormían y no dudó en escaparse de casa sin saber a dónde dirigirse, porque los padres lo regañaron tras obtener muy malas notas en la escuela.

El chico vagaba por calles cercanas a la alcaldía Magdalena Contreras

Los agentes de policía vieron al jovencito aproximadamente a las 6.40 am mientras hacían su acostumbrada ronda por el lugar, cuando le consultaron la razón por la que estaba caminando sin rumbo fijo y el muchacho les contó lo que había ocurrido.

Los policías decidieron resguardarlo y le solicitaron el número de teléfono de sus padres, para informarles de que su hijo estaba con ellos en la Glorieta de San Gerónimo, donde debían ir a buscarlo.


El preocupado padre, quien vive en colonia pedregal de San Nicolás, en Tlalpan, llegó de inmediato, mostró la documentación solicitada por los agentes para demostrar su identidad y parentesco con su hijo. Una vez realizada la verificación y comprobar que realmente se trataba de padre e hijo, le entregaron al adolescente.

Gustavo Benítez valoró el trabajo realizado por los policías que protegieron a su hijo mientras estuvo fuera de casa, especialmente al oficial Benjamín Flores y la oficial Beatriz Álvarez.

Benítez contó en un video que subió a Youtube, la desagradable y preocupante experiencia que vivió con su hijo el pasado 18 de junio.

“Hoy por la madrugada mi hijo salió de la casa como a la 01:30 de la madrugada porque reprobó un examen y lo regañamos. Él se salió desde el Pedregal de San Nicolás y los oficiales lo encontraron aquí, en la Glorieta de San Gerónimo y Periférico”, explicó el padre del susceptible jovencito.

No faltaron los comentarios en las redes sociales. Muchas personas criticaron la forma de crianza de los padres de estos tiempos.

“Ese es el problema de no establecer límites y dejar que hagan lo que quieren los hijos, cuando les levantan un poco la voz, sienten que su vida se acaba, esa forma de educar de ahora no está funcionando, culpa de los padres por no saber corregir al niño mimado”, comentó una crítica usuaria.

Es preocupante el problema de manejo de conflictos que está presentando la juventud actual, esto indica que hay deficiencias en el componente emocional de los adolescentes, que debe ser estudiado muy seriamente.

Los padres y maestros deben revisar las estrategias que utilizan para evitar esto. La disciplina es necesaria siempre que sea administrada inteligente y equilibradamente.

Comparte esta historia con tus amigos y no olvidemos nunca que el amor, la comunicación y la confianza son imprescindibles en una sana relación entre padres e hijos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!