«Sujetaba a mi primer hijo, y sabía que perdía al segundo» – Meghan Markle confiesa su dolor

En una entrevista que Meghan Markle ofreció para el prestigioso diario “The New York Times” reveló la tragedia que sufrió el pasado mes de julio causando conmoción.

“Sentí un fuerte calambre, me dejé caer al sueño”, describe con detalles la amarga experiencia de haber perdido a su segundo hijo.

Así comenzó su relato: “Era una mañana de julio que comenzaba como cualquier otro día: prepara el desayuno, da de comer a los perros, tómate las vitaminas, encuentra ese calcetín perdido. Me hice una coleta antes de sacar a mi hijo de su cuna. Después de cambiarle el pañal, sentí un fuerte calambre. Me dejé caer al suelo con él entre mis brazos, tarareaba una canción de cuna para mantenernos a ambos tranquilos”.

Pero ella sabía que algo malo pasaba. “Sabía, mientras abrazaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo”, relató Meghan en un artículo publicado este miércoles.

En ese momento Meghan y Harry acudieron al hospital a buscar ayuda.

“Horas más tarde, estaba tumbada en una cama de hospital sujetando la mano de mi marido. Sentía la humedad en la palma de su mano y besé sus nudillos, que estaban mojados por nuestras lágrimas. Mirando las frías paredes blancas de la habitación, mis ojos se fueron poniendo vidriosos mientras intentaba imaginar cómo nos recuperaríamos de algo así”, relató.

Para la pareja fue devastador conocer la noticia de que habían perdido a su segundo bebé.

“Recostada en aquella cama, y viendo cómo se rompía el corazón de mi marido mientras él intentaba mantener juntos los pedazos del mío, me di cuenta de que la única forma de empezar a superarlo era preguntando: ‘¿estás bien?’”.

Hasta el momento no se había conocido la pérdida de la familia, pero ella ha querido difundir lo ocurrido demostrando que su nuevo estilo de vida se aleja totalmente de los estrictos protocolos de la familia real británica.

“Recordé un momento el año pasado cuando Harry y yo estábamos terminando una larga gira por Sudáfrica. Yo estaba agotada. Estaba amamantando a nuestro hijo pequeño y tratando de mantener una cara valiente ante los ojos del público. El periodista me preguntó: ‘¿estás bien?’. Le respondí con honestidad sin saber el impacto que tendría. Mi respuesta improvisada pareció inspirar a otros a contar su verdad. Pero lo que más me ayudó no fue hablar, sino su pregunta, le agradecí por haberla hecho. No hay mucha gente que me haya preguntado si estoy bien”, dijo Meghan.

Describió cómo se siente perder a un hijo.

“Perder un hijo significa cargar con un dolor casi insoportable, experimentado por muchos, pero del que muy pocos hablan. En el dolor de nuestra pérdida, mi esposo y yo descubrimos que, en una habitación de 100 mujeres, entre 10 y 20 habían sufrido una interrupción espontánea del embarazo. Sin embargo, a pesar del asombro parecido de este dolor, la conversación sigue siendo tabú, llena de vergüenza (injustificada) y perpetua un ciclo de duelo solitario”, agregó la duquesa de Sussex.

Aseguró que algunas personas comparten sus experiencias con valentía inspirando a los demás.

“Cuando alguien nos pregunta cómo estamos y escucha la respuesta con el corazón y la mente abiertos, la carga del dolor a menudo se hace más liviana para nosotros. Al ser invitados a compartir nuestro dolor, juntos damos los primeros pasos hacia la curación”.

Meghan y el príncipe Harry de Inglaterra, quienes contrajeron matrimonio el 19 de mayo de 2018 y el 06 de mayo de 2019 se convirtieron en padres de Archie, su primogénito.

La pareja renunció a la familia real británica a principios de este año y desde entonces, cambiaron su residencia a Estados Unidos, donde tienen una vida muy discreta.

El testimonio de Meghan emociona al mundo entero, ha resultado ser una inspiración para muchas otras personas sobre la importancia de vivir el duelo y recibir ayuda. Además, resalta el valor de ser empático con los demás. Compártelo.