Sufre 2 ataques cardíacos mientras estaba embarazada de sus gemelos sin reconocer los síntomas

Ser madre no es tarea sencilla. Desde los primeros meses de embarazo, el cuerpo de la mujer comienza a sufrir todo tipo de cambios, especialmente cuando hay más de un bebé en camino. Krystle Evans se encontraba esperando gemelos y en el octavo mes sufrió dos ataques al corazón.

“Durante el embarazo, el sistema cardiovascular sufre cambios importantes en su estructura para poder incrementar el volumen sanguíneo”.

Cuando todo sucedió, Krystle realmente no tenía idea del enorme peligro en el que se encontraba su salud y la de sus hijos. No fue sino hasta un par de días después que los médicos descubrieron que había sufrido dos episodios cardíacos.

Krystle se encontraba en su casa cuando notó que le faltaba el aliento. Cada segundo que pasaba tenía más dificultades para respirar y su pecho se sentía muy pesado.

El episodio duró poco más de 20 minutos.

Finalmente, todo volvió a la normalidad. Pensó que no debía tratarse de nada grave. El embarazo ya estaba muy avanzado, los bebés podrían estar ejerciendo algo de presión sobre sus costillas. Sin embargo, volvió a sentir los mismos síntomas al día siguiente y esta vez un poco más severos.

Krystle llegó a tener más de 150 latidos por minutos.

Estaba en el auto con su esposo y ambos se dirigían a la Iglesia. Primero tuvo problemas para respirar, pero luego notó que su brazo izquierdo estaba cada vez más débil. Estaba claro que las cosas no andaban del todo bien así que decidieron llamar al médico para hablarle de los síntomas.

“Empecé a sentir muchas náuseas y luego me di cuenta de que todo mi brazo izquierdo estaba dormido, no lo sentía”.

Acudieron a emergencias y allí realizaron una serie de pruebas. Los médicos llegaron a la conclusión de que Krystle había sufrido dos ataques al corazón. Estos problemas son cada vez más comunes en las mujeres embarazadas y pueden llegar a ser fatales si no son atendidos a tiempo.

La agotada madre recibió un tratamiento de bloqueadores beta y esto ayudó a reducir su frecuencia cardíaca.

Semanas después, dio a luz a dos hermosos bebés: un niño y una niña. Su historia pudo tener un final feliz pero es importante crear conciencia sobre los síntomas ya que esta es una condición que cada vez afecta más a las mujeres embarazadas, incluso hasta en el período de postparto.

No te vayas sin compartir este caso para que personas de todo el mundo puedan reconocer los síntomas que sufrió Krystle.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!