Sube en una grúa hasta la ventana de la habitación donde su madre está a punto de morir

La situación extraordinaria generada por el estado de alarma decretado para frenar la expansión de la pandemia por el COVID-19 ha puesto de manifiesto una gran cantidad de dudas e inquietud entre las familias separadas por las medidas de distanciamiento. En este sentido, historias de todo tipo invaden las redes sociales.

La madre de Scott Wolf estaba contando sus últimas horas de vida en un asilo para personas de la tercera edad y su hijo no quería que exhalara su último aliento sin poder tomarla de la mano.

Tenía muchas ganas de despedirse del ser que le dio la vida, pero debido al coronavirus, la casa de retiro tuvo que cancelar las visitas de los familiares.

Lo cierto es que la ancianita había estado empeorando su salud desde el mes de abril pasado y, en los últimos días los directores de la institución decidieron informar a Scott sobre el estado grave de su madre.

Como las visitas se mantenían suspendidas, a excepción de los familiares de los residentes que estuvieran muriendo, Sarah Petty, la coordinadora de la casa, buscó la manera de que él pudiera darle el último adiós de una manera bastante inusual, pidiendo ayuda al departamento de bomberos.

“Estaba tratando de pensar una forma para que este hombre y su madre ubicada en el segundo piso de la residencia se despidiera”, dijo Sarah.

Sarah Petty

Asimismo, la mujer, quien es conocida por su altruismo y sus actos de bondad aseguró que lo primero que le vino a la mente fue utilizar una escalera extensible, o incluso construir una plataforma para que Scott pudiera subir hasta la ventana del dormitorio.

Fue entonces cuando alguien mencionó que tenía contacto directo con los bomberos de la localidad y así Sarah logró que un camión trasladara al amante y angustiado hijo hasta la presencia de su madre.

Scott fue introducido en una plataforma suspendida, y Sarah le dio permiso para abrir la ventana a través de la cual los dos pudieron despedirse. La coordinadora del centro también añadió que esa fue una de las escenas más emocionantes que ha presenciado en su vida, no solo para ella, sino para todo el equipo, incluidos los bomberos.

“Simplemente muestra que todos los servicios de emergencia locales están aquí para más cosas innovadoras que solo responder a emergencias. Hay muchas formas diferentes de ayudar a la comunidad cuando no estamos respondiendo a llamadas reales al 911”, dijo el jefe de bomberos, Tom Marshall, feliz de haber cumplido la misión.

De esta sensacional manera, el hombre quien también debe acompañar a su esposa al hospital donde recibe sesiones de quimioterapia, pudo reunirse finalmente con la autora de sus días, verla y hablarle por última vez.

“Estoy tan feliz de poder verte. No sé cómo describirlo. Estoy tan feliz de haber podido hacerte una última visita”, le dijo Scott a su madre en el lecho final.

Afrontar la muerte de un ser querido siempre es duro, sobre todo cuando se trata de la madre; es un tipo de dolor para el que nunca estaremos preparados, ya que cuando tienes una conexión tan fuerte con alguien, no existe una fórmula mágica que pueda sanar de inmediato la pérdida.

La conexión creada entre madre e hijo desde el vientre traspasa todas las barreras. No importa cuánto tiempo transcurra, solo una persona que ha perdido a su madre sabe lo difícil que resulta cuando se despide al amor verdadero. Comparte esta emotiva despedida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!