Un médico crea un parche hecho de cera de colmena y miel de abeja que cura el pie diabético

La diabetes mellitus es un proceso crónico que aparece cuando el páncreas no produce suficiente insulina o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que este genera.

Los pies son una de las partes del cuerpo más vulnerables y que pueden verse más afectadas por esta enfermedad, dando lugar a lo que conocemos como “pie diabético”.

Quien padece esta condición sabe lo desagradable, doloroso y complicado que resulta vivir con pie diabético, pero hoy, gracias a los avances de la ciencia médica les traemos buenas noticias a todos estos pacientes.

Tal parece que un grupo de investigadores mexicanos del Centro de Estudios Superiores de Tepaca, en Puebla, encontraron la solución final a esto, mediante la aplicación de un adhesivo hecho con materiales extraídos de la cera de colmena y miel virgen.

El proyecto está liderado por el doctor Armando Acevedo Méndez, quien ha tenido contacto con las abejas y su producto desde los 5 años de edad, y es un entusiasta del poder curativo de la miel.

“He tenido contacto con abejas desde los 5 años, ya que mi familia tenía un pequeño apiario casero”, afirmó el científico.

Asimismo, el médico y profesor universitario aprovechó para dar una clase magistral a sus estudiantes acerca de su experiencia usando la miel en estudios bacteriológicos como factor curativo con resultados sorprendentes.

El adhesivo moldeable y adaptable al tamaño de la herida se coloca encima de la parte afectada y el efecto cicatrizante es casi inmediato. Para mayor firmeza, los investigadores añadieron al adhesivo un tejido fibroso muy resistente.

“Con este parche, los pacientes no solo mejoran las condiciones de curación, sino que también reducen la carga bacteriana de la herida”, añadió el galeno.

Se comenzó evaluando a una población de 15 pacientes, a quienes todos los días se les preparó su parche con miel. En dos semanas, seis personas sanaron completamente. Los otros pacientes mejoraron una semana después, es decir, todas las curaciones se dieron en tan solo 21 días.

“Tenemos cada proceso registrado en expedientes clínicos. Como los resultados han sido favorables, decidimos participar en el Premio Nacional de Innovación y Tecnología para la Inclusión Social, en el área de la salud y de los 196 puestos ocupamos el sexto lugar”, comenta, con orgullo el Dr. Armando.

Lo mejor es que el tratamiento es totalmente gratuito en toda la nación azteca y su aplicación es practicada por Acevedo y su equipo desde el año 2019, evitando muchísimas amputaciones y curando otras heridas menores sin infección.

Comparte esta buena noticia con tus seres más queridos y ojalá que pronto este maravilloso descubrimiento llegue a todos los rincones del planeta para ayudar a sanar a los pacientes diabéticos, sobre todo, a los más desfavorecidos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!