Subastan la carta de un trabajador del Titanic que revela cómo pudo evitarse el hundimiento

La tragedia del Titanic se ha convertido en uno de los capítulos más dramáticos en la historia de la humanidad. A más de un siglo del hundimiento del trasatlántico, en el que murieron más de 1.500 personas, su historia sigue despertando la fascinación de muchos.

Recientemente, una carta escrita por el administrador de la nave ha revelado un acontecimiento que pudo haber evitado la desgracia. Richard Gaddes trabajó en el Titanic y escribió unas conmovedoras líneas a su mujer mientras laboraba en el barco.

El 11 de abril de 1912, el Sr. Gaddes escribió a su esposa Sarah (Sal), una carta en la que relata cómo marchaba el viaje después que el barco zarpara el día anterior desde el puerto de Southampton, Reino Unido. Además de romántica y emotiva, en el documento se revela un suceso que pudo haber evitado el hundimiento de la máquina.

“Mi querida Sal, nos escapamos ayer después de muchos problemas. Cuando pasábamos por la ciudad Nueva York y Oceanic, el barco Nueva York rompió sus cuerdas y casi nos chocó, pero por casualidad evitamos una colisión”, escribió Geddes.

Sin saberlo, el hecho del cual se lamentaba el hombre pudo haber sido el salvavidas de ese navío condenado a lo peor.

La carta fue escrita en el barco y enviada desde Queenstown, Irlanda, cuando el Titanic recogió pasajeros allí el 11 de abril de 1912. Sólo tres días después, el administrador junto a los demás tripulantes morirían trágicamente tras el choque del navío con un iceberg.

Este hecho pudo haberse evitado, si por cuestiones del destino la fallida colisión realmente se hubiese producido. Pero ni el Sr. Geddes, ni el capitán del barco tenían cómo saberlo.

“Pude ver visiones de Belfast que debió ser un momento difícil para el Capitán”, escribió Richard Geddes a su esposa, cuatro días antes de que el Titanic se hundiera.

Para algunos, el incidente se ha interpretado como un mal presagio de la desgracia que estaba en puertas. El Titanic impactó con un iceberg en las aguas del Océano Atlántico a las 11:42pm (hora del barco), el 14 de abril de 1912.

“Espero que te sientas bien y no te preocupes. Me siento bastante bien. Con mucho cariño y besos a mi querida esposa y niños. Tu cariñoso esposo Dick xxxxx “, continuó Geddes, en la conmovedora carta.

El documento será subastado por la casa Henry Aldridge Son Ltd y tiene un estimado de preventa de $ 155.885 a $233.827.

Una suma bastante alta, considerando que otra carta de una de las víctimas del Titanic fue vendida en el 2017 por $166.000. Sin embargo, parece que estos precios no son nada para los coleccionistas.

Fox News

Además, el documento se subastará con su sobre original, un documento oficial que describe la “supuesta muerte” de Geddes en el mar y fotos del marino y su esposa. De modo que, el artefacto será aún más atractivo para los interesados coleccionistas, pues del puño del Sr. Gaddes quedó reflejada una esperanzadora posibilidad que pudo haber evitado la tragedia de tantas personas cuyos familiares perecieron en el Titanic.

No te vayas sin compartir con tus amigos este curioso e inesperado capítulo de la historia del Titanic.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!