Su pronóstico no es alentador, pero así lucha cada día por salvar su vida

Mientras algunos se quejan de su cuerpo pero son incapaces de salir del sofá y hacer algo por cambiar su estilo de vida, este es un ejemplo de que el que quiere puede, a pesar de los obstáculos.

Este pequeño de tan solo 8 años sufre de una rara enfermedad que le causa un aumento de peso constante a pesar de su alimentación y de su estilo de vida saludable.

Los pacientes que se ven afectados por este raro trastorno casi nunca sobreviven más allá de los 20 años.

Pero este chico está determinado a vencer a ese monstruo silencioso y a las estadísticas en su contra con un riguroso entrenamiento de triatleta.

El pequeño Jake Vella, sufre de la mortal enfermedad hormonal conocida como Síndrome de ROHHAD (obesidad de rápida progresión, disfunción hipotalámica, hipoventilación y disregulación autonómica).

ROHADD es un síndrome tan raro que apenas ha sido diagnosticada a un centenar de personas en el mundo. Esta condición resulta en que Jake, originario de Malta aumente de peso constantemente.

Jake mantiene estrictos regímenes de alimentación saludable, ejercita constantemente y lleva una vida completamente normal.

Los doctores no pueden asegurar hasta qué edad podrá vivir el pequeño Jake, esta enfermedad ha sido mortal para cada una de las personas diagnosticadas, quienes jamás han superado la barrera de los 20 años.

Pero a pesar de esta severa sentencia pendiendo sobre su cuello y de un tumor que se está desarrollando en su espalda, el pequeño Jake compite en triatlones.

Él intenta combatir el aumento de peso de su cuerpo con toda la fuerza de su voluntad.

VER TAMBIÉN:  La emotiva reacción de este niño al recibir la noticia que tanto esperaba te llegará al alma

“Los triatlones ayudan a Jake a mantenerse en forma y activo. Es muy bueno para su salud y además le dan la oportunidad de socializar con otros niños de su edad.” dice Maruska, la madre de Jake.

La familia de Jake lo apoya en cada una de sus actividades y además sus amigos son muy receptivos ante su condición.

“Él lleva una vida normal, va a la escuela, toca la batería, pero tiene que ser muy cuidadoso de no enfermarse. Nos aterra que un simple resfriado podría llevar a complicaciones graves.” cuenta su madre que siempre está consciente de la gravedad de la condición de su hijo Jake.

Jake entrena con la “Asociación Juvenil de Triatlón de Malta” tres veces por semana y ellos son como su segunda familia.

Todos los otros atletas jóvenes y sus familias apoyan mucho a Jake y son los primeros en alentarlo cuando está a punto de cruzar la meta final.

Ahora que su historia se hizo pública a través de las redes sociales personas de todo el mundo se ha aproximado a su familia para mostrar su amor, orgullo y apoyo a Jake.

Todos dicen estar conmovidos por su determinación y fuerza de voluntad, es un mensaje claro de esperanza que le da fuerzas a su madre cada día.

El Síndrome ROHHAD afecta el sistema nervioso que controla las acciones involuntarias del organismo. No existe hasta el día de hoy una cura para este mal. El entrenador de Jake Matt Azzopardi dice:

“Jake no deja que nada lo intimide, él mantiene su sonrisa y su determinación con un espíritu positivo dando todo al entrenar.

Con Jake hay que tener algunos cuidados especiales a la hora de entrenar, pues su cuerpo no debe calentarse mucho,  y tiene que hacer más pausas para ir al baño.

bestchinanews

Por lo demás el pequeño Jake Vella realiza los entrenamientos como cualquier otro miembro del equipo.

VER TAMBIÉN:  Nunca pensé que un perro haría llorar a la persona que lo está rescantando ¡Esto es amor!

Realmente este chico y toda su familia son un ejemplo de lo que es tomar una situación que podría verse horrible y llena de desesperanza y convertirla en una maravillosa oportunidad de inspirar a los demás. ¡Bravo, y sigue así Jake!

Comparte la inspiradora historia de Jake, él es una viva muestra que no hay límites en lo que quieres alcanzar.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!