Su prometido la deja por su apariencia y gana la corona de la mujer más bella de su país

Cuando nos enamoramos queremos que el amor a dure para toda la vida, pero no siempre sucede así. Y eso fue lo que le pasó a Jen Atkin, después de que su novio la dejó porque había aumentado de peso.

Lo que nunca se imaginó el ex de Jen era que la separación la impulsaría para alcanzar uno de sus sueños y años más tarde, después de perder un poco más de 50 kilos se coronaría como la mujer más bella de Gran Bretaña.

Después de haber pesado casi 120 kilos hace dos años llegó a 60 kilos para hacerse acreedora del título de Miss Gran Bretaña.

Cuando ella conoció a su exnovio en marzo de 2011, pesaba 292 kilos y se había convertido en una fanática de la comida rápida. Jen revela que su peso aumentó cuando se convirtió en una esclava de la televisión.

“En la semana podía comer grandes porciones de pasta o pizza, después comía una barra de chocolate de tamaño familiar”, agregó Jen.

La pareja planeó casarse en los años siguientes, pero cuando el peso de Jen superó los 107 kilos en 2015, su prometido decidió poner fin a la relación.

Logró su codiciado título, después de su tercer intento para llegar a las semifinales en 2017 y a las finales en 2018.

Jen se había retirado de los concursos después de casarse el año pasado, pero decidió darse una oportunidad cuando su nombre fue seleccionado para representar a Gran Bretaña este año.

“Todavía estoy conmocionada por ganar, estoy tan feliz que ni siquiera puedo expresarlo con palabras, honestamente no puedo creerlo”, dijo Jen.

Ella reveló que cuando comenzó todo esto del concurso lo hizo por solo por diversión, nunca imaginó lo lejos que llegaría.

«Ganar Miss Gran Bretaña marca el final de un largo y difícil viaje, pero también increíble.

«Aunque mi cuerpo ha cambiado mucho, creo que mi personalidad es la misma y creo que eso realmente me ayudó, porque los jueces pudieron ver qué tipo de persona realmente soy», dijo Jen.

«Cuando rompimos estaba devastada. El día que se fue, pensé que mi mundo había terminado, lloré durante semanas y usé la comida como consuelo, pero terminó siendo lo mejor que me ha pasado», dijo Jen.

Jenn se inscribió en un gimnasio local y nunca miró hacia atrás cuando fue seleccionada como una de las 10 finalistas en su primer concurso, el Miss Genting Sheffield en 2017.

“Hubo 45 finalistas de Miss Gran Bretaña y no solo gané el premio a la personalidad, sino que me llevé a casa la corona y el título de Miss Gran Bretaña 2020″ dijo Jen.

 “Las mujeres tienen un fuerte espíritu emprendedor y ya han trabajado muy duro para preparase para la competencia, apoyando a organizaciones benéficas y promoviendo la marca”, dijo la directora nacional de Miss Gran Bretaña, Kate Solomons.

En los últimos ocho años, Kate y su equipo han cambiado las reglas para permitir la entrada de mujeres casadas y madres, este años se introdujo una nueva división para mujeres de 28 años o más.

El concurso es una mezcla muy versátil de mujeres que se desempeñan en varios escenarios, hay madres a tiempo completo, estudiantes de diversas carreras y este año participaron en la final una granjera, una jugadora de rugby, una doctora y una dentista.

Jen hablo de sus planes durante su reinado, y dijo que aun le queda mucho camino que recorrer. No dejes de compartir esta emotiva historia llena de voluntad y amor propio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!