Su médico se niega a esterilizarla tras el trauma que sufrió porque no es una mujer casada

Sarah-Jo Baskin contó en las redes que casi pierde su vida y la de su bebé en su último parto, por lo que decidió ligar sus trompas para no tener que pasar nuevamente por esa terrible experiencia.

Pero el médico que la trató se negó a cumplir su petición alegando que era una decisión que debe ser tomada en conjunto con la pareja.

“Es mejor que se decida entre hombre y mujer. El médico rechazó que una mujer tomara esa decisión”, dijo Sarah.

Sarah-Jo acudió a las redes para exponer su caso y saber la opinión de sus seguidores, realmente se sintió indignada, para ella el comentario del médico es una humillación porque le negó un tratamiento sobre su propio cuerpo.

Por mucho que hayamos tratado de combatirlo en los últimos años, y ciertamente se haya avanzado algo para evitar estos comentarios tan denigrantes, la desigualdad en contra de las mujeres aún sigue muy presente, especialmente en temas de salud.

Sarah-Jo tuvo a su segundo hijo con 27 años, fue un parto muy complicado en donde la vida de su hijo y la de ella estuvieron en peligro. Después de vivir esta terrible experiencia ella decidió que no quería tener más hijos.

“Acababa de tener a mi segundo hijo y justamente estaba hablando con el doctor sobre ligarme las trompas de falopio, ya no quería más bebés. El parto casi nos mata a mi hijo y a mí, así que dije que no quería tener otro hijo”, agregó Sarah-Jo.

Pero el médico que la trató pensaba diferente a Sarah-Jo y se negó a hacerle el procedimiento. La ligadura de las trompas de falopio es un método permanente de control de natalidad.

El doctor rechazó hacer la ligadura porque Sarah-Jo no estaba casada, opinando que ella no debía tomar esa decisión sola y que es mejor que un hombre y una mujer tomen esa decisión juntos.

Sarah-Jo sorprendida e indignada, le dijo que no importaba que no estuviese casada, era su cuerpo y quería que le ligaran las trompas.

Según Sarah-Jo el doctor le dijo que no le iba a ligar las trompas, porque no estaba acuerdo con que las mujeres tomaran esa decisión.

Los usuarios de las redes no tardaron en comentar la publicación de Sarah-Jo cuestionando si el doctor hubiese hecho lo mismo en caso de que un hombre le pidiera una vasectomía.

Otros la instaron a que denunciara al doctor por lo menos ante las autoridades del hospital.

La mayoría piensa que lo que hizo este médico es una falta de respeto, comparte esta historia y déjanos saber cuál es tu opinión.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!