Toca la campana de la vida en el hospital para celebrar que venció a la leucemia

«La campana de la vida” es una especie de ritual que se celebra en los hospitales cuando un paciente vence al cáncer. Para festejar, se hacen sonar las famosas campanadas como un grito de libertad para decirle al mundo que se venció la enfermedad y se está sano.

En esta historia celebramos la última campanada de Enzo, un pequeño alicantino que logró vencer la leucemia después de dos años de lucha. Finalmente se acabó el dolor para él.

Nadie está preparado para recibir un diagnóstico de cáncer, especialmente si se trata de un niño. Tras conocer que Enzo tenía leucemia fueron días muy difíciles, pero todo el esfuerzo tuvo el mejor de los resultados.

Hoy todos celebran con mucha alegría que Enzo está sano. Su familia agradece a quienes de alguna manera los han acompañado en esta dura batalla.

El rostro lleno de felicidad Enzo es la representación de miles de niños en todo el mundo que siguen luchando por vencer esta enfermedad.

Lucía Galán es una reconocida doctora alicantina que conoció y le tomó mucho cariño a Enzo y aunque no pudo estar presente, no quiso dejar pasar por alto este momento tan especial y esperado por todos, y en la distancia lo felicitó compartiendo sus imágenes.

La doctora Lucía le dedicó unas palabras en las redes sociales y le prometió a la familia un paseo para celebrar.

Enzo vive en Alicante, España y durante dos largos años fue sometido a un duro tratamiento a causa de la leucemia, un tipo de cáncer en los tejidos que conforman la sangre.

Siempre existe la incertidumbre sobre la efectividad del tratamiento, afortunadamente el resultado de Enzo fue el mejor. En esta dura travesía Enzo jamás se rindió y siempre contó con el apoyo de sus padres.

Después de que los médicos informaran que ya no quedaban en su sangre células cancerígenas Enzo pudo hacer sonar “La campana de la vida”.

Ese memorable momento quedó grabado en un video que ha conmovido a los usuarios de las redes. Enzo estaba listo para cumplir con el ritual, lo acompañó su familia y el personal médico que lo cuidó a lo largo de esos dos años.

“Enhorabuena mi pequeño Enzo, adelante siempre, cariño. Los admiro, enhorabuena por estos hijos maravillosos que tienen y vayan reservando en la mejor heladería para tomarnos un helado gigante cuando la situación nos lo permita ¡yo invito!”, dijo la doctora Lucía.

A su vez, la pediatra felicitó a los médicos y enfermeras por la gran labor, sin ellos los niños no tendrían una segunda oportunidad para tener una nueva vida.

Nos unimos a esta emotiva celebración compartiendo la historia de Enzo, una noticia que nos llena de esperanza.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!