Su madre pensó que estaba dormida, pero una tragedia le quitó la vida en su propia cama

Los cargadores de los teléfonos móviles son necesarios. Pero muchas veces los descuidos e improvisaciones en el mantenimiento y cuidado de los mismos, facilita que ocurran accidentes. 

Así le ocurrió a, una jovencita en Tailandia, jamás imaginó que el deteriorado cable de su cargador acabaría con sus sueños. 

Nong Ying una tailandesa de 17 años, estaba en su cama cargando su teléfono como siempre lo hacía. Pero presentaba una condición insegura, el cable de su cargador estaba roto y deshilachado. 

Nong Ying era una chica llena de vida como cualquiera a su edad

En esa condición, representaba una bomba de tiempo, un arma letal que en cualquier momento podría poner en peligro su vida, pero ella parecía no darle la importancia que debía. Estaba envuelto con cinta adhesiva y directamente enchufado a la corriente eléctrica. 

Por desgracia, la parte deteriorada hizo contacto con las bases metálicas de la cama, se produjo un corto circuito que electrocutó a la infortunada joven, y de esa manera tan absurda terminó su vida.  

El terrible suceso ocurrió en la ciudad de Chaiyaphum. Cuando Boonpeng Tuponchai, la madre de la jovencita, entró a su habitación y la vio sobre la cama, creyó que su hija estaba dormida. 

Intentó despertarla, la tocó sintió una ligera descarga eléctrica. Lo primero que hizo fue desconectar el cargador de la fuente eléctrica, con la esperanza de que su hija pudiera salvarse. Lamentablemente la descarga recibida fue muy intensa, ya no había nada que hacer.  

Cuando el jefe de la Policía local, Khanti Peansoongnern hizo las investigaciones pertinentes, se percató de que Nong tenía quemaduras importantes en toda su mano derecha, donde se supone que sostenía el teléfono mientras se cargaba. 

Peansoongnern les comunicó a los familiares que la joven había muerto por electrocución. Sin embargo, se le practicaría una autopsia para corroborar las causas exactas del deceso. 

“Creo que la vieja regleta de alimentación proporcionó una fuga eléctrica que corrió hacia la cama, ya sea a través del suelo o tocando directamente el metal. La adolescente podría haber tocado accidentalmente el borde de la cama, que es de metal, y resultó electrocutada”, comunicó el capitán. 

El caso de Nong Ying, no es el único, en Perú se supo del fallecimiento de un joven de 18 años de nombre Ronaldiño Carlos Eulogi. Los padres del joven lo encontraron sin vida en la localidad de Huancayo, en su cama electrocutado mientras dormía.  

Está imagen muestra los cables mal aislados y la cama de aluminio de la joven

Tenía el teléfono en la mano mientras estaba conectado a la electricidad. Sus restos fueron trasladados a la ciudad de Hualhuas para realizar la autopsia de ley.  

De acuerdo a lo publicado por expertos en la materia, en la revista Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, son muchos los problemas que surgen por descansar con el teléfono móvil, entre ellas: alteración a nivel cerebral, insomnio, entre otros.

Lo más valioso que tiene un ser humano, es su vida, y de allí que cuidarla sea una prioridad para todos.  

Comparte esta aleccionadora noticia con todos tus amigos, familiares y conocidos. Recuerda siempre revisar tus dispositivos electrónicos para evitar incidentes tan peligrosos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!