Su hija de 7 años se niega a salir a la calle hasta que se corta su cabello para dárselo

La leucemia es un tipo de cáncer que afecta a los glóbulos blancos o leucocitos, que son los encargados de combatir las infecciones y otras enfermedades. Estos glóbulos blancos anormales saturan la médula ósea y entran en el torrente sanguíneo, impidiendo que el cuerpo desarrolle las defensas suficientes para protegerse.

Enlaces patrocinados

Con tan solo 7 años de edad, María Eduarda se encuentra librando una durísima batalla contra esta enfermedad. Debido al tratamiento tan agresivo al que debió someterse, perdió todo lo que le quedaba de cabello y ahora, avergonzada y triste se rehúsa a salir a la calle.

Pasados los días, la niña le pidió insistentemente a Alessandra, su madre, que le comprara una peluca. Para que escondiese su calvicie y la hiciera sentirse mejor y más aceptada entre su círculo de amistades.

María Eduarda y Alessandra su mamá

Conmovida por la petición de su pequeña hija, sin pensarlo dos veces la progenitora se cortó ella misma toda su cabellera. Luego se la dio a una amiga para que le confeccionara una hermosa melena postiza.

“Ella está muy avergonzada. Salimos al mercado, la gente la mira y eso la hace sentir muy mal. Cuando tuve la oportunidad de cortarme el cabello para hacer la peluca no lo pensé dos veces. Hacemos lo que sea por nuestros hijos”, dijo, con amor de madre esta súper heroína.

Alessandra tuvo que dejar su empleo para dedicarse a tiempo completo a su pequeña. Este hecho ha generado muchas dificultades económicas a la familia, obligándola incluso a retrasarse constantemente en el pago del alquiler de la vivienda donde residen.

Enlaces patrocinados

Pero, lo más grave es que María solo se alimenta a través de una sonda con una leche especial, usando una lata al día para las tres comidas. Esto no es barato ya que cada una cuesta un promedio de 60 reales, equivalentes a casi 12 dólares estadounidenses.

Son muchos los problemas que aquejan a la familia, pero, por lo menos ahora María Eduarda podrá salir a pasear como antes a la calle con su flamante peluca hecha con los cabellos naturales de su adorada mamá. Todo, gracias a la generosidad de esta para con su pequeña y adorada hija.

Actualmente, viven de la caridad y necesitan ayuda con urgencia, por lo que se ha habilitado un número telefónico para quien pueda y desee colaborar con la causa de María y Alessandra.

“María y su madre viven de donaciones. Si puedes ayudar a esta pequeña familia, puedes contactarla por el número (49) 99910-6865”, se lee en la campaña en pro de estas dos guerreras de vida.

Los médicos no saben exactamente cuál es el origen de la leucemia. No obstante, la mayoría de los casos ocurren cuando tiene lugar una mutación espontánea de un gen. Y  aunque esto significa que no se trata de un cambio genético trasmitido por los padres, son los niños los más proclives a contraerla.

Enlaces patrocinados

Comparte esta historia con tus seres queridos, a la espera de que todo mejore para esta sufrida familia y que María Eduarda pueda por fin volver a verse a sí misma y a su propio cabello crecer sana y convertirse en una mujer de bien, tal como su mamá.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!